Compartir
Publicidad

Myanmar: Descubriendo el Lago Inle

Myanmar: Descubriendo el Lago Inle
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Myanmar es uno de esos países cuyos cambios se están desencadenando a un ritmo frenético que hace que con cada año que pasa, el país sea cada vez más diferente a lo que sólo unos años atrás fue. Pero dejando de banda por un momento el ajetreo político y social, por suerte lo que no cambia es su impresionante entorno natural y el ejemplo de hoy es sublime.

El Lago Inle es una gran masa de agua dulce de más de 500 quilómetros cuadrados que se sitúa al este del país, en la región montañosa que conforma el estado Shan. Se trata del segundo lago más grande de todo el país y por ello y por su indiscutible belleza, se ha convertido en los últimos años en un importante foco turístico.

Se trata sin embargo de un lago muy tranquilo ya que su profundidad máxima alcanza únicamente los 4 metros, cosa que facilita que pueda ser cómodamente navegable en la totalidad de su área. Sin embargo, no son precisamente sus características naturales lo que lo hacen tan interesante, sino que son las aldeas, las gentes y en definitiva las culturas que convergen en el Inle lo que lo hace tan fascinante.

A lo largo y ancho del lago hay más de 200 pueblos y aldeas con personalidad propia. Muchas de ellas son habitadas por los intha, que literalmente significa "hijos del Lago" pero hay muchas otras aldeas habitadas por otros grupos étnicos con culturas sustancialmente distintas.

lagoinle

Esto es perfectamente visible en los mercados que se realizan diariamente en muchos puntos del lago. Dichos mercados son una explosión de diversidad cultural en toda regla: desde los vestidos, hasta las lenguas, el viajero podrá observar la immensa riqueza cultural que se concentra en el lugar. Por ello, se trata de un paraíso para antropólogos o simplemente, mentes curiosas ávidas de conocer y descubrir.

Otro de los lugares destacados son las aldeas que se sitúan directamente sobre el agua: construidas sobre pilotes de madera parecen flotar en el horizonte. Incluso en una de estas aldeas hay un templo budista repleto de gatos a los que han enseñado a hacer todo tipo de peripecias.

Llegar a Lago Inle es bien fácil: existen numerosos autobuses que recorren los trayectos entre Bagan, Mandalay e incluso Yangon hasta Nyaungshwe, la principal localidad turística del lago. Los precios varian entre los 10 y los 15 dólares americanos.

No obstante, una buena manera para llegar al lago, es realizar un popular trekking de 3 días desde Kalaw, que transcurre calmadamente y sin dificultades por diversas aldeas interesantes para conocer de primera mano la Birmania más rural y amigable.

Y una vez allí, descubrirlo como dios manda requerirá contactar con un barquero que nos pueda llevar a recorrer el lago durante un día entero. Los precios que se mueven en la actualidad van desde los 15.000 hasta los 20.000 kyats y hay que regatear fuertemente.

Imágenes | Mark Fischer, Tom Godber En Diario del Viajero | Rangún, la mayor ciudad de Myanmar En Diario del Viajero |El thanaka, la protección solar de Myanmar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio