Compartir
Publicidad

Transporte público asiático. Filipinas: jeepney

Transporte público asiático. Filipinas: jeepney
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los medios de transporte más sorprendentes del Sudeste Asiático es el jeepney. Si estás en cualquier ciudad de Filipinas y sales a la calle seguro que ves uno de estos peculiares camiones sobrecargados de pintura y de pasajeros.

El jeepney es, sin duda, el vehículo más emblemático del país de las siete mil islas, no solo por su decorado extravagante, sino también por su origen. Los primeros jeepneys fueron inicialmente todoterrenos de los soldados estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial. Tras la Guerra, los filipinos los reutilizaron como transporte público, instalándoles asientos y pintándolos de colores llamativos.

En la actualidad, ya no circulan esos primeros jeepneys, ahora proceden de fábricas de Filipinas pero siguen respetando el diseño original, aunque éste puede variar según la isla o la ciudad.

La primera vez que me subí en un jeepney me quedé sorprendido de cómo funciona todo allí dentro: se entra por la parte trasera donde, por supuesto, no hay puerta; si queda sitio, te sientas en una de las filas de asientos de los lados, si no, tranquilo que te ponen unos taburetes en mitad del pasillo. Así, hasta rellenar completamente su interior. Suerte que no hay cristales en las ventanas, pues se agradace el aire que entra por ahí. Si tu jeepney viene lleno y no quieres esperar al siguiente, te puedes enganchar por fuera, al lado de la puerta, o subirte al techo.

Jeepney, vehículo típico de Filipinas

Los jeepneys suelen tener una ruta establecida dentro de una misma población, o en distancias más largas, entre ciudades, y es fácil identificar el destino ya que normalmente lo tienen escrito en el lateral, o lo gritan antes de partir.

No siempre hay paradas definidas, sino que cuando llegas a donde quieres bajarte, tocas en el techo con la mano o con una moneda, o gritas "para". Sí, ésta es una de las palabras procedentes del castellano que se usan en Filipinas.

La forma de pagar también es curiosa, simplemente pasa las monedas a quién tengas al lado, hasta que lleguen al conductor. Si esperas cambio, te llegará del mismo modo. Como es utilizado por los filipinos a diario, es muy barato. Así, por ejemplo, moverse dentro de Cebu City o Manila suele costar 8 pesos, unos 0,15 euros.

Fotos | Mar Serrano
En Diario del Viajero | Transporte público asiático. Tailandia y Laos: songthaew
En Diario del Viajero | El Nido, Filipinas. Guía para descubrir el paraíso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio