Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos mitos viajeros

Algunos mitos viajeros
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si entendemos a la palabra mito como a la “persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen” (según la Real Academia Española), podemos encontrar, en el mundo de los viajes, diferentes creencias que poco tienen que ver con la realidad.

Creencias que se transmiten de viajero en viajero, al punto que muchos las defienden como una realidad. Pues desde aquí queremos poner fin a muchos de esos mitos y por ello elaboramos el siguiente listado:

Destinos

  • Londres es una ciudad lluviosa. Falso. Según los datos, las precipitaciones anuales de la capital británica, por metro cuadrado, son de 611 litros. En tanto, los números indican que en París son 612 litros, Estambul 654 y en Roma 834.
  • En las playas de California todos lucen como en Los Vigilantes de la Playa. Falso. En la serie televisiva se veían cuerpos cuidados, chicas increiblemente bellas y hombres musculosos. Pues la verdad es que en la costa de California puedes ver gente común y con algunos kilos de más. Así que quítate la ropa y luce el traje de baño sin problema.
  • El mal trato de los parisinos. Falso. Si bien no son de los anfitriones más simpáticos y extrovertidos del mundo, creo que los parisinos se han ganado una mala fama que no es tal. Pues como sucede en las grandes metrópolis, sus ciudadanos se mueven por las calles a su propio ritmo, generalmente acelerado, y sin importar que sucede alrededor. Pero, según mi propia experiencia, cuando necesité de la ayuda de un parisino la obtuve sin problema. Claro, esto sucederá siempre que te hagas entender. Es que creo que lo que más les molesta es no comprender ni hacerse comprender por su interlocutor de turno. ¿No hablas francés? ¿Pues entonces cómo te llevas con las señas?

Avión


  • Viajar en clase turista pueda causar una trombosis (síndrome de clase turista). Falso. Según los especialistas “viajar en clase turista no incrementa el riesgo de desarrollar un coágulo, incluso en vuelos de larga distancia. Sin embargo, permanecer inmóvil (en cualquier sitio) durante largos periodos de tiempo sí aumentará el riesgo”.

  • Estar en un ambiente cerrado como el del avión propaga enfermedades, gérmenes y bacterias. Falso. Los aviones cuentan con sistemas de filtrado del aire, HEPA (High Efficiency Particulate Air), con una eficiencia de hasta el 99,99 por ciento.

  • Es una buena noticia que dejen abordar primero a las familias con niños pequeños. Falso. Abordan primero y deben esperar a que el resto de los pasajeros lo hagan. En consecuencia, los peques llevan más tiempo encerrados dentro del avión, viendo el movimiento de gente entrando y acomodando su equipaje. Por ello muchos padres renuncian a abordar primero y así dejar a sus hijos desplazarse libremente por la sala de pre embarque, cansarlos y subir al avión últimos. Claro, y rogar que luego se duerman.


De seguro estos son algunos de los tantos mitos viajeros y, probablemente, tú no estés de acuerdo con algunos. Es por ello que invito a los lectores de Diario del Viajero a opinar y a sumar algún mito más a este listado. ¿Te animas?

En Diario del Viajero | Los 5 mitos más extendidos sobre los viajes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos