Compartir
Publicidad

Cinco sitios del mundo donde caen cosas raras del cielo

Cinco sitios del mundo donde caen cosas raras del cielo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días pudimos levantar la vista hacia la bóveda celeste para contemplar la lluvia de estrellas de las Perseidas, también llamada Lágrimas de San Lorenzo. Todo un espectáculo porque no estamos acostumbrados a que del cielo caigan otra cosa que no sean gotas de agua (o hielo) y descargas eléctricas, y poco más.

Sin embargo, si queréis probar a esperar a que “llueva” otra cosa, a continuación os contamos algunos lugares del mundo donde ya ha pasado y, por tanto, hay visos de que pueda volver a pasar. Así, si los visitáis algún día, entre mirada y mirada de la catedral, el puente, el museo o la avenida comercial, también podéis levantar la vista, cruzar los dedos y quizás soltar una onomatopeya tipo “ohhhh”, como las que se oyen en las lluvias de estrellas o los espectáculos pirotécnicos.

Argentina

En la provincia de Salta se produjo una lluvia no apta para los entomófobos: una lluvia de arañas de unos 10 centímetros de diámetro. No se sabe si volverá a ocurrir, pero al menos se conservan filmaciones de este extraño suceso. La lluvia se produjo en 2007.

Grecia

Las lluvias de sapos y ranas son las más frecuentes en el mundo. Pero si estás en Grecia, entonces pueden lloverte unas ranas específicas, pequeñas y verdes, que proceden del norte de África. Es lo que al menos les pasó en 1981 a los habitantes de Nauplia, una ciudad al sur de Grecia.

India

En la región de Kerala, allá por el 2006, un día llovió sangre. O al menos era una lluvia roja muy similar a la sangre. La razón de esta extraña coloración aún no está clara, pero la hipótesis más plausible parece ser que las esporas de unas algas fueron las responsables de la coloración. En cualquier caso, si estáis por allí y vuelve a pasar, tened en cuenta que toda vuestra ropa acabará tintada, como si fuerais una víctima de un psicokyller.

En Colombia, en 2008, los habitantes de Chocó informaron de una lluvia roja muy similar. En 1890 se dice que sí que llovió sangre de verdad en un pueblo calabrés de Italia, al parecer una bandada de pájaros fue herida por un vendaval, aunque no se registraron vientos ni cayeron trozos de aves.

China

Los meteoritos caen aleatoriamente por todo el mundo. Algunos son tan grandes que pudieron ser los responsables de la extinción de los dinosaurios. Sin embargo, si queréis ver un meteorito ya caído, entonces el mejor sitio es el Museo del Meteorito de la ciudad de Jilin, donde se exhibe un meteorito que pesa dos toneladas y que cayó aquí en 1976. No obstante, cerca de esta localidad ya han caído casi 170 meteoritos.

j
En Estados Unidos también existe un museo dedicado a un meteorito. Bueno, mejor dicho al cráter que dejó en el terreno. Estamos hablando del Meteor Crater, al norte de Arizona. El cráter tiene un diámetro de aproximadamente 1.200 m, y casi 170 m de profundidad. Está rodeado por un borde que se eleva 45 m sobre el nivel de las planicies vecinas.

Australia

Si viajáis a Australia, no os olvidéis de visitar Tasmania. Sobre todo si coincide con el Día del Lodo. Es un día muy divertido donde la gente se tira jalea. Pudiera parecer una celebración sin objeto alguno, como la tomatina, pero tiene que ver con algo que cayó del cielo. Y es que en 1996, la zona se despertó totalmente cubierta de barro caído del cielo.

Fotos | Wikipedia En Diario del Viajero | Un campo sembrado de meteoritos | Llega la tormenta perfecta de estrellas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio