Compartir
Publicidad

Viajar a través de las palabras: Etimologías viajeras (VI)

Viajar a través de las palabras: Etimologías viajeras (VI)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un tiempo que no nos aproximamos a nuestras Etimologías viajeras pero hoy nos hemos levantado con ganas de saber algunas curiosidades sobre las palabras que usamos a menudo para referirnos a nuestros viajes.

Hoy aprenderemos sobre pasaportes, visas y visados, nos alojaremos en hoteles y nos atenderán recepcionistas para el check-in y el check-out. ¿Nos acompañáis de viaje?

  • Pasaporte, del francés "passeport", es la licencia o despacho por escrito que se da para poder pasar libre y seguramente de un pueblo o país a otro. Es un término del siglo XVI con el significado literal de "pasa puerto" y cuyo origen se remonta al latín PASSUS ('paso'), del que deriva.

  • Visado, del verbo "visar": dar validez a un pasaporte u otro documento para determinado uso. Llegó al español procedente del francés "visa", adoptado en esa lengua a partir del verbo latino VIDERE ('ver') Inicialmente en francés adoptó la forma viser y significaba ‘mirar con atención a alguien’ o ‘apuntar a alguien con un arma’. En castellano, la palabra "visado" aparece por primera vez en la edición de 1803 del "Diccionario de la Academia" como participio pasado de "visar", y éste, como “reconocer o examinar algún instrumento, certificación, etc. poniendo en ella el visto bueno”. El uso del vocablo se fue especializando con el sentido de ‘visto bueno que las autoridades consulares ponen en el pasaporte de un extranjero para permitir su entrada al país’.

  • Visa, con el mismo origen que el anterior. Según nos explican en "La fascinante historia de las palabras", en el español peninsular se prefiere el empleo de 'visado', mientras que en América se adoptó la forma francesa 'visa', aunque probablemente por influencia del inglés, que la incorporó de manera idéntica. En portugués, en cambio prevaleció la forma hispánica 'visto', que es también, como en castellano, el participio pasivo de ver.

  • Check-in, anglicismo "registrarse", "facturar o chequear el equipaje", se emplea a menudo en la construcción "hacer Check-in". El check-in es el proceso mediante el cual un recepcionista registra la llegada de clientes a un hotel, aeropuerto o puerto. Recientemente, el término se ha extendido también a algunas redes sociales que, permiten a un usuario comunicar dónde se encuentra en un momento determinado.

  • Check-out, con el mismo origen que el anterior, se utiliza en el ámbito hotelero para referirse al proceso de atención que recibe el huésped antes de abandonar el establecimiento.

  • Recepcionista, persona encargada de atender al público en una oficina de recepción. Derivado del verbo "recibir", del latín RECIPERE, 'tomar, coger, recibir', que a su vez deriva de CAPERE, 'coger'.

  • Hotel, del francés hôtel, es el establecimiento de hostelería capaz de alojar con comodidad (ejem, ejem, algunos deberían revisar su denominación...) a huéspedes o viajeros. Del francés pasó al inglés y al español y de estos tres idiomas pasó a muchos otros, por lo que puede considerarse parte del vocabulario internacional. El acento circunflejo en la O de la voz francesa indica que antiguamente había presencia de una S: "hostel". Este provenía a su vez del latín HOSPITALIS DOMVS, casa para acoger a huéspedes. Desde el siglo XI simplemente designaba una casa, una morada, y será en el siglo XIX cuando se refiere a cualquier establecimiento para huéspedes o viajeros.

Después de este variopinto recorrido por el origen y significado de las palabras de viaje, pronto volveremos con nuevas etimologías para conocer más curiosidades, y esperamos que suméis vuestras propias palabras viajeras, esas que os llaman la atención, para conocerlas un poco mejor.

Foto | Viajar24h.com En Diario del viajero | Etimologías viajeras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos