Compartir
Publicidad

Vivir seis meses en una isla de Tasmania, pues eso sí que es una experiencia

Vivir seis meses en una isla de Tasmania, pues eso sí que es una experiencia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A ver, pongamos que tenéis tiempo libre. Mucho, así como unos seis meses y os apetece un viaje a las Antípodas con todos los gastos pagados. ¿Aceptáis? Venga, os contamos un poco más, el trato es vivir seis meses aislado en una isla de Tasmania a cambio de cuidarla y encargarse del faro. Eso sí que es una experiencia, no me digáis que no.

Y no, no es que de repente Viola se haya vuelto loca, sino que es una oferta en firme del servicio de Parques y Vida Natural de Tasmania para que una pareja se traslade a la isla de Maatsuyker a vivir en aislamiento experiencia tal.

Faro

Lo mismo no es un viaje en sí, no es que os hablemos de las lindezas de esa isla, pero es una oportunidad de oro, a gastos pagados de vivir seis meses en plena naturaleza, en una isla de Australia, en los que os podréis encontrar a vosotros mismos porque sí, mucho que hacer no hay. Los voluntarios que se apunten deberá ser gente autosuficiente, sana y con una habilidad probada para vivir y trabajar en lugares remotos, y que sean capaces de mantener los campos, edificios, plantas y equipamiento existente. Sí, todo eso, un auténtico superviviente en Tasmania seréis.

Hay un maravilloso documento en inglés que cuenta al detalle todo lo hay que hacer, cómo será la vida y entre otras cosas, pues hay que tener bien claro que la persona con la que vayas tiene que ser alguien con la que te lleves bien, porque no hay teléfono, ni televisión ni internet, aunque te dejan llevarte un ordenador para que veas películas. Calefacción tampoco hay mucha pero el tiempo es bueno. Tendréis que ser responsables de vuestra ropa, de la limpieza, y una vez superado el límite de los tres meses llegará un helicóptero con suministros.

Además de estas vistas tan alucinantes que hay desde el faro podrás ver pingüinos, focas Australianas y Neozelandesas y petreles de plumaje suave que están en peligro de extinción. Maatsuyker es un paraíso natural que ofrece todo a cambio de cuidados, e incluso puedes elegir el semestre que quieras, porque esto se repite dos veces al año, así que ya sabéis, si habéis visto ya mucho mundo y queréis más, algo que no está al alcance de todos, pues esta parte de Australia puede ser vuestra. Y gratis.

Imágenes | Tasmania Parks and Wildlife Service y Wikipedia
En Diario del Viajero | El islote australiano ocupado por dos millones de pingüinos
En Diario del Viajero | Las mareas rojas en Australia son azules gracias a la bioluminiscencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio