Publicidad

Los extravagantes edificios de Shangái

Los extravagantes edificios de Shangái
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Shanghái se caracteriza por ser arquitectónicamente extravagante. Su Skyline está considerado uno de los más originales del mundo. Allí podéis encontrar edificios de todos los tipos, lujosamente iluminados, donde se hibrida lo moderno con lo clásico, lo minimalista con lo extremo.

Según el Consejo de Edificios Altos y Hábitat urbano, en los últimos 10 años se han construido 294 edificios de 50 plantas o más en el mundo, un número que supera a la cifra de rascacielos de los 100 años anteriores. La mitad de todos estos nuevos edificios se construyeron en China y Japón.

Shanghai_World_Financial_Center
ShanghaiWorldFinancial_Center
Además, China cuenta con algunos de los rascacielos más altos del mundo, como el Centro Internacional de Finanzas de Cantón [Guangzhou] (483 metros, cien metros más alto que el Empire State Building), el Centro Financiero Nanjing Greenland (450 metros), la torre Zifeng [el antiguo Centro Financiero Mundial de Shanghái] (492 metros). El diseño de éste último es único en el mundo ya que cuenta con una apertura en la punta, como solución para la presión del viento sobre el edificio. Vaya, que parece un edificio con asa.

La torre de Shanghái ha alcanzado recientemente los 632 metros, convirtiéndose en el segundo edificio más alto del mundo. Sólo la supera la torre Burj Jalifa, en Dubai, con 824 metros y 124 pisos.

Además, a la hora de construir edificios, son tetrafóbicos. La tetrafobia (la aversión al número 4) penetra con tanta intensidad en el este de Asia que los ascensores de muchos edificios no tienen número cuatro. Esta fobia se origina en el hecho de que la palabra china para cuatro (sì), suena muy parecido a la palabra china para muerte (sǐ).

Uno de los edificios más llamativos construidos recientemente parece algodonoso como una almohada. Precisamente porque es una gigantesca almohada. Bueno, en realidad son 100 almohadones unidos entre sí. Este bloque de apartamentos está revestido con 100 almohadones gigantes que, lejos de su aspecto de castillo hinchable infantil, proporciona una gran eficiencia energética al inmueble: al estar recubierto de nailon, es más cálido en invierno y más fresco en verano.

China_Pavilion
También debemos hacerle un hueco al Pabellón de China, el edificio que representa al país anfitrión en la Exposición Universal de 2010 que se celebró en Shanghái entre el 1 de mayo y el 31 de octubre de 2010.

The_shanghai_museum
Theshanghaimuseum
El Museo de Shanghái está dedicado al arte chino antiguo. El museo abrió por primera vez sus puertas en el año 1952 en un edificio modernista de la calle Nanjing. Posteriormente (1959) se trasladó a la calle Henan. El museo actual se inauguró en el año 1996.

g
Lujiazui, Situado en el sector céntrico del Distrito Pudong al lado opuesto de The Bund, se levanta a largo del río: una avenida ribereña de 2500 metros, a cuyo lado están la Torre de TV Perla del Oriente y la Torre de Jinmao. A su alrededor, se han levantado el Centro de Arte Oriental de Shanghai, el Museo de Ciencia y Tecnología de Shanghai y el terminal del tren maglev.

Edificios que se caen como dibujos animados

El crecimiento desaforado de China también está dando origen a situaciones tragicómicas más propias de los dibujos animados que de la realidad, y no sólo por la forma de sus edificios, sino por su consistencia… y por su forma de derrumbarse. Bloques de viviendas de 13 plantas que de repente se vencen hacia atrás y quedan tumbadas boca arriba.

a
Como le sucedió al complejo Lotus Riverside, de la constructora Shanghái Meidu Real Estate, que ya había vendido 489 de los 629 pisos disponibles. Levantado en el distrito de Minhang, en las afueras de la ciudad, más de 400 compradores exigieron la devolución del dinero y una indemnización que cubra el alza de los precios inmobiliarios.

La razón de que los edificios se derrumben de esta forma tan original es producto de un crecimiento urbanístico mal planificado unido a una insuficiente inversión que se traduce en materiales de mala calidad.

Y es que China está consumiendo en la actualidad la mitad del cemento del mundo, para que luego digan que España es el país del ladrillo. Los edificios se levantan día y noche.

Vía | Dimedondeir Fotos | Wikipedia En Diario del viajero | Urbn Hotel: hoteles ecológicos de lujo en Shangai

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir