Publicidad

Cómo dar la vuelta al mundo con menos de 10 kilos en la mochila (I)

Cómo dar la vuelta al mundo con menos de 10 kilos en la mochila (I)
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dar la vuelta al mundo, o cualquier otro viaje que requiera de meses o que recorra lugares de diversa orografía y climatología, exige del mochilero una variedad de prendas de vestir, herramientas y materiales entre las que es difícil elegir. Siempre sales por la puerta con el temor de dejarte algo importante en casa, o con la sospecha de que vas a arrastrar en la mochila ítems que jamás sacarás de ella. Quizá ambas sensaciones a la vez. Hay viajeros que directamente portan mochilas enormes cargadas hasta los topes, pero esa no es la forma de moverse que aquí os propongo, que no es otra que la de viajar lo más ligero posible pero sin que nos falte de nada.

Te aconsejaré qué llevar y qué evitar llevar, qué clase de viaje se puede hacer con un equipaje de 10 kilos (que puedes meter en la cabina de la mayoría de aviones sin pagar ningún extra), a qué tipo de sitios podrás ir, a qué temperaturas te puedes exponer con dicho equipaje, etc. En el otro extremo, hay quien viaja con poco más de dos kilos de equipaje, pero eso merecería ya otro análisis y estaría dirigido a un público mucho más restringido. Confío en que estos consejos servirán al viajero de a pie, a cualquier persona normal que se decida a agarrar una mochila y conocer mundo.

La mochila

Con una buena mochila de 50 litros de capacidad es suficiente, con bastidor de barras metálicas, respaldo lumbar y buen cinturón (si es posible con bolsillos para tener a mano lo indispensable sin tener que descolgarte la mochila). Lo ideal es que dispongan de una funda impermeable y que, además, introduzcas en bolsas estancas al menos una muda de reserva y documentos importantes.

mochila 50 litros
Invertir en una buena mochila es un gasto inteligente

Para viajar ligero tendrás que prescindir de tiendas de campaña, hornillos, esterillas, ordenadores portátiles y otros muchos objetos. En el equipaje de 10 kilos me las ingenio para incluir una pequeña mochila de 20 litros, ligera y bien plegada, que es la mochila de paseo cuando dejo la grande en el hostal. Así mismo, en determinados momentos, por ejemplo si vas de excursión por unos días, te será muy útil para llevarla en el pecho y almacenar líquidos y alimentos distribuidos entre ambas mochilas.

Elementos tecnológicos

Informática

Para empezar, te quitaré unos cuantos kilogramos gracias a la tecnología. Evita llevar libros, pesan mucho, se estropean si se mojan, y se pueden ver chafados tras unos cuantos días aplastados. La solución ideal es una tableta de siete pulgadas: suficientemente grande como para leer sin dificultad, y lo suficientemente pequeña para ocupar poco espacio y ser ligera.

Así mismo, la tableta te servirá como ordenador personal e incluso de trabajo si le añades un teclado bluetooth compatible, que los hay finísimos, baratos y ligeros. Lo mejor de todo: puedes comprarte todas tus guías de viaje en PDF (más baratas que en papel) y llevarlas ocupando cero gramos en tu tableta (o mejor aún, en un servicio de almacenamiento gratuito en la nube, así jamás se te perderán).

teclado viajes
Un pequeño teclado bluetooth, ideal si tienes que trabajar o te gusta escribir

Fotografía

Más tecnología: la cámara de fotos. Si eres profesional de la fotografía, o gran amante de la misma, estarás casi obligado a transportar de uno a dos kilogramos más. En mi caso, portando una cámara reflex normalita, sin otras ópticas más que la que ya llevaba montada, tampoco aumentaba el peso demasiado. Cómprate una batería de repuesto para la cámara, y opcionalmente una batería externa USB con la que puedas recargar en caso de necesidad tanto la tableta como el teléfono móvil, si es que llevas. Yo tengo una del tamaño de un teléfono móvil que me recarga la batería de la tableta al 70% de su capacidad, muy útil si piensas moverte por enclaves donde no es sencillo encontrar un enchufe.

Telefonía

Te recomiendo que lleves un móvil barato, tan barato como te sea posible encontrar, que no te de miedo perder o que se estropee, o uno de esos pequeños móviles antiguos que guardas en algún cajón de casa sin darle uso. Móvil liberado, claro. En muchos países es barato comprar una tarjeta SIM, y es especialmente conveniente si haces “couchsurfing”: te será de gran utilidad para poder comunicarte con quien te vaya a alojar, así como para llamar a algún hostal cuando vayas de camino a alguna parte y sean horas intempestivas. En definitiva, gastar en una tarjeta SIM te puede ahorrar muchos euros después.

Cargadores

Cargadores. Con suerte solo tendrás que llevar uno que tenga puerto mini USB, fíjate en ello. Adaptadores de corriente, yo desaconsejo absolutamente llevar uno de esos armatostes que tienen todos los tipos de adaptadores necesarios, y que en muchas tiendas venden por 20 euros o más. En las ferreterías de cualquier país al que vayas podrás encontrar un sencillo adaptador por uno o dos euros, o si prefieres ir con todo resuelto, búscate los más comunes en la ferretería de tu barrio antes de partir.

En la próxima entrega, hablaré de la vestimenta y de otros elementos importantes a tener en cuenta: ¡ya mismo estaremos listos para partir!

Fotos | Juan Alberto Casado Mapa | Wikipedia En Diario del Viajero | Cómo dar la vuelta al mundo con menos de 10 kilos en la mochila (y II)

En Xakata Foto | El Fotógrafo Viajero. Parte I - ¿Qué debo llevarme?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir