Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo matar el tiempo en un vuelo trasatlántico

Cómo matar el tiempo en un vuelo trasatlántico
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Vuelo de Madrid a Lima

Tienes tu reserva. Estás contento por concretar ese viaje largo tan ansiado. Conocerás alguno de los destinos de América que tanto te atraen (¿Chile? ¿Perú? ¿Argentina?). Pero te enfrentas a un largo vuelo trasatlántico. Aquí te dejamos algunos consejos para sobrellevarlo de la mejor manera.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de volar desde Madrid a Lima y vuelta. En economy, como la mayoría de los mortales. Unas 12 horas de vuelo que pueden hacerse eternas si no vas preparado. Una almohadita para las cervicales, un libro (electrónico o no), la consola de juegos, etc. etc., lo que quieras. Te asombraría saber las diversas formas de entretenernos que nos inventamos los seres humanos. He visto gente haciendo punto cruz, organizando un campeonato de pulseadas o haciendo yoga en el pasillo para matar el tiempo en un largo vuelo.

En este caso volamos con mayor comodidad que en otras ocasiones ya que pudimos comprobar que los asientos de Lan Airlines son más anchos que los de otras compañías, además tienen un apoyacabezas adaptable lo que facilita acomodar la cabeza para ver la pantalla o dormir, y hay más espacio entre filas, por lo que pude volar sin sentirme enroscada en un espacio mínimo. Todas estas comodidades no quitan que las horas pasen lentamente y necesites algo que te entretenga.

Aquí algunos de nuestros consejos para llegar a destino en las mejores condiciones.

Comer

Afortunadamente, aún se mantiene el servicio de comidas a bordo durante los vuelos trasatlánticos. Dependerá de la empresa que hayas elegido para volar, si te toca una simple bandeja con un menú apenas comible, o si te agasajan con una carta bastante aceptable dentro de lo que un catering a 10.000 30.000 pies de altura para tanta gente puede dar.

En 12 horas de vuelo tendrás una cena (si el vuelo es nocturno) y un desayuno. Si tu vuelo es diurno, puedes recibir un almuerzo y un snack, o una cena antes de llegar. A esto puedes sumarle bebidas, y algún café o snack que puedes pedir a los auxiliares en mitad del vuelo, si no consigues dormir.

Escuchar música

Los servicios de entretenimiento multimedia que ofrecen los vuelos actuales cuentan con una amplia gama de temas musicales para elegir. En el vuelo a Lima, teníamos más de 800 cds y 10 canales de radio para escuchar. Incluso podíamos formar nuestra propia selección musical personalizada que no s acompañaría durante las horas de vuelo.

También puedes llevarte tu reproductor de música y no olvides baterías extras ya que no tendrás forma de recargar el iPod durante el viaje.

Hacer ejercicio

Hace unos días hablábamos sobre el Síndrome de la clase turista, molestias que podemos sufrir por el simple hecho de estar tanto tiempo sentados, inmóviles en un espacio estrecho y a tanta altura. Nuestro consejo es que te muevas, dentro de lo posible, y que realices algunos simples ejercicios.

Idea un pequeño circuito en U o circular (dependiendo de la comunicación entre ambos pasillos) para recorrer caminando con cuidado mientras el resto del pasaje duerme. Hazlo descalzo o con calcetines, tratando de apoyar bien en el suelo las plantas de los pies y los dedos.

Sentado en su asiento y sin calzado, mantén los pies juntos y despegados del suelo unos pocos centímetros. Haz fuerza con los muslos para mantener las piernas firmes para sostener la posición. Cuenta hasta 20 y relaja apoyando en el suelo. Vuelve a comenzar, y repite unas 10 veces.

En la misma posición anterior, pero con las piernas levemente separadas, gira los pies ejercitando los tobillos y haciendo fuerza con los muslos para mantener la posición. Haz 8 giros hacia la derecha y otros 8 hacia la izquierda. Relaja apoyando en el suelo y vuelve a repetir 3 o 4 veces mas.

Ejercita tu cuello estirando las cervicales. Puedes elongar los brazos, cuello y espalda. Llévate una pelotita de goma “antiestrés” (una de tenis te irá bien) y aplástala con furia entre ambas manos mientras ejercitas tus brazos y pectorales. Estos son algunos ejercicios que puedes hacer para matar el tedio y desentumecer tu cuerpo durante un vuelo largo.

tejiendo en vuelo

Mira pelis y series

La oferta es variada. Desde series clásicas y pelis de antaño hasta los últimos estrenos. En muchos casos las empresas aéreas tienen acuerdos especiales con productoras de cine y llegarás a ver las mismas películas que están en cartelera en tierra.

En el vuelo de regreso de Lima a Madrid, conté más de 40 pelis para elegir. Desde la trilogía del Señor de los Anillos o clásicos como El Padrino, hasta pelis tan singulares y dignas de volver a ver como Cuento Chino. La verdad, es que me dí un festín de cine del mejor (¡y con una pantalla personal!), y me sobró tiempo para disfrutar capítulos de algunas series.

Naturalmente podrás llevarte en tu ordenador o tableta esos capítulos que nunca tienes tiempo de ver, o la última temporada de esa serie que sigues devotamente, o esa peli que no llegaste a ver en el cine.

Leer

¿Electrónico o papel? Sea uno u otro, un libro es siempre una excelente compañía. Aprovecha esas horas muertas de un tirón para “tragarte“ ese libraco que te cayó por Navidad. Recuerda utilizar la luz personal enfoncando a tu libro (y no a la cara de tu compañero que intenta dormir a tu lado).

Dormir

No hay placer más simple. Dormir como un bebé acunado en las nubes. Si te cuesta conciliar el sueño en vuelos, no ingieras bebidas excitantes ni gaseosas unas horas antes del viaje y no bebas alcohol durante el servicio de a bordo. Algunos optan por un relajante muscular, pero te aconsejaría que optaras por una vía más natural: una infusión antes de embarcar o algunos ejercicios de relajación después de la cena a bordo.

¿Cómo matas el tiempo durante un vuelo largo?

Fotos | María Victoria Rodríguez y Benny

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos