Compartir
Publicidad

Nueva York: transporte desde el aeropuerto JFK hacia Manhattan (y viceversa)

Nueva York: transporte desde el aeropuerto JFK hacia Manhattan (y viceversa)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando llegas a tu destino lo primero que deseas es coger tu equipaje y abandonar inmediatamente el aeropuerto para comenzar la aventura. Es así que, siempre, es mejor saber cómo hacerlo. Por ello aquí en Diario del Viajero ya hemos hablado de cómo dejar atrás el aeropuerto Kennedy (JFK) de Nueva York para, finalmente, conocer Manhattan. Pues ahora van algunos datos actualizados.

Taxis, servicios contratados o el transporte público son algunas de las opciones disponibles. Más caras o más asequibles. Más rápidas o un poco más lentas. Las hay para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Taxi

Pues quienes no midan sus gastos, quienes viajen en familia o con mucho equipaje podrán utilizar el taxi. Sí, ese coche amarillo clásico de la Gran Manzana. Se recomienda siempre no hacer caso de las ofertas de transporte de aquellas personas paradas frente a la salida de los pasajeros. Ofrecer los servicios de transporte de ese modo es ilegal, muchos de ellos trabajan sin licencia y sin seguro. Es así que caminando un poco más se llegará a la parada de taxis que se encuentra enfrente de la terminal para optar por el transporte seguro y legítimo.

Podrá apreciar que, a los lados, los taxis cuentan con la leyenda Flat Flare JFK y el dibujo de un avión. Eso significa que los taxis desde el aeropuerto y hacia el mismo cobran una tarifa plana. La misma asciende a los 52 dólares a lo que habrá que adicionarle los peajes y, claro, la propina para el conductor. La misma, se estima, será de entre el 10 y el 15 por ciento del valor del viaje.

A tener en cuenta: cuatro pasajeros o cinco en minivans, es el límite permitido en Nueva York; los taxis pueden pagarse en efectivo o bien con tarjeta de débito o crédito; los taxis suelen tener pantallas en la parte trasera en las que se refleja la tarifa y anuncia, por ejemplo al pasar un peaje, el precio del mismo y la suma total a pagar de manera que el viajero sepa cuánto lleva gastado.

Transporte público

air train

AirTrain JFK es la forma más fácil de viajar desde, hacia y alrededor del Aeropuerto Internacional Kennedy. AirTrain conecta con el metro de Nueva York, con algunas líneas de autobuses y el Long Island Rail Road.

Es, sin dudas, la manera más barata de salir del aeropuerto y la más tranquila debido a que no habrá que preocuparse por el tránsito. Sólo tener en cuenta los tiempos y ya.

Cabe destacar que cada viaje en AirTrain alrededor del aeropuerto es gratuito pero si se desea salir de la terminal aérea habrá que pagar (se acepta efectivo, tarjetas de crédito y débito), además el servicio funciona las 24 horas al día, los 365 días al año.

El AirTrain se conecta con las siguientes opciones de transporte público:

  • El LIRR (Long Island Rail Road) en la Estación Jamaica
  • Las líneas E, J y Z del metro en las estaciones Sutphin Blvd/Archer Ave/Aeropuerto JFK, además de la línea A en la estación Howard Beach/Aeropuerto JFK.
  • Las líneas de autobús Q6, Q8, Q9, Q20, Q24, Q25, Q30, Q31, Q34, Q40, Q41, Q43, Q44, Q54, Q56 y Q60 en la Estación Jamaica.

Minibuses, limusinas y alquiler de coches

Existen compañías que trasladan a los pasajeros en minivans. Algunas cuentan con paradas fijas y, otras, realizan un servicio puerta a puerta entre el aeropuerto y el hotel, y viceversa. Algunas de las opciones más reconocidas son: Airlink NYC, ETS Airport Shuttle y GO Airport Shuttle. Su precio no es tan caro como un taxi, ni tan barato como el transporte público.

Quienes deseen un transporte de lujo podrán optar por llegar a Nueva York a bordo de una limusina. Sí, existen compañías que alquilan este tipo de coches para quienes deseen sentirse en una película. Entre las más reconocidas figuran Carmel, Dial 7 y ExecuCar.

Por su parte, aquellos que se animen a enfrentar el tránsito de Nueva York, podrán alquilar su propio coche. En el aeropuerto la oferta es muy variada y están allí las empresas más reconocidas en el mundo. ¿Un consejo? Si no es estrictamente necesario, no lo hagan. La Gran Manzana es una ciudad que se recorre fácilmente a pie y su red de metro es excelente, permitiendo llegar a cada punto de interés.

Foto | Flickr de Kullez En Diario del Viajero | Los aeropuertos más hermosos del mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio