Compartir
Publicidad
Publicidad

Siete rutas subterráneas

Siete rutas subterráneas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Nápoles bajo tierra

Si eres de los que van mirando hacia arriba cuando visitan una ciudad, buscando detalles de sus edificios, miradores, cúpulas o carteles te volverás a casa con la mitad de la historia. Porque muchos capítulos de la vida de esas ciudades se han escrito bajo tierra. Conozcamos juntos 7 recorridos subterráneos por 7 ciudades del mundo.

  • La cisterna que en su tiempo proveyera de agua al Palacio Topkapi en Estambul es un espacio cavernoso, con techos abovedades decorados exquisitamente. Es la única cisterna que puede visitarse, aunque hay restos de otras cinco en distinto estado de reconstrucción.
  • Berlín: Una simple puerta te separa del pasado. En la estación de tren Gesundbrunnen se encuentra esa puerta que te lleva a un refugio anti aéreo donde te encontrarás cara a cara con el ambiente opresivo de los tiempos del régimen nazi durante la II Guerra Mundial.
  • Antes de llegar a Nápoles te previenen: “Ten los ojos bien abiertos“ Te lo dicen por la seguridad y por la picaresca local con mil timos al recién llegado. Sin embargo, ten los ojos bien abiertos porque sino se te pasará una de sus rutas más interesantes. En un callejón junto a la Plaza San Gaetano encontrarás un portal que reza: “Napoli Sottoterranea”. No lo dudes. Entre muchas sorpresas, encontrarás un teatro greco-romano semi enterrado en los cimientos de casas con más de 2.000 años de historia en un laberinto de decenas de kilómetros.
  • edimburgo
    Edimburgo

  • Debajo del puente sur de Edimburgo, se excavaron túneles que sirvieron de depósito a los mercaderes del siglo XVIII. Con el tiempo tuvieron muchas funciones: cárcel, morgue o escondite de fugitivos. Se dice que también, muchos fantasmas los han convertido en su morada.
  • Debajo del Chinatown de Portland, todo un mundo de callejones subterráneos cuentan la historia de inmigrantes traídos de Asia para ser tratados como mercancía (s.XIX). Los túneles de Shangai, así se les llama, fueron el lugar donde se “contrataba” trabajadores recién llegados de sus pueblos del otro lado del Pacífico para trabajar en la carga de carbón.
  • Jerusalem tiene mil rincones para conocer sobre la superficie, y una red de pasajes subterráneos en pleno corazón del casco antiguo. En sus recodos podreás ver los cimientos de la Muralla incuyendo algunas de las piedras gigantescas de hasta 500 toneladas de peso. En la visita, también se pueden ver lo que queda bajo tierra del templo construido por el Rey Herodes hace 2500 años.
  • En Paris puedes sentirte en la piel de aquellos miserables que se escondían en as cloacas de la ciudad. Hoy, con mayor comodidad, puedes visitar el Museo de las Cloacas de Paris, junto al Puente del Alma frente al número 93 del Quai d’Orsay. El sistema de cloacas de la ciudad comenzó a construirse en el siglo XIII y creció principalmente a mediados del siglo XIX.
  • Fotos | Raquel Rey y Lost Soul en Minube
    En Diario del Viajero | Estaciones fantasmas del Metro de Nueva York: City Hall

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio