Compartir
Publicidad

La ruta de los dinosaurios en Soria

La ruta de los dinosaurios en Soria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hace millones de años, las sierras de Enciso y Navalsaz, Soria, fueron un terreno plano y pantanoso. En sus lagunas de agua dulce, con abundante vegetación gracias a su clima templado, se extendía la vida exhuberante que daba sustento a los dinosaurios hervíboros y, tras ellos, los grandes carnívoros.

Hoy en día podemos reconstruir aquel mundo siguiendo las huellas que nos han dejado en esta zona: las ictitas.

Según nos cuenta Alonso Blanco en Dinosaurios sorianos: " las ictitas sorianas han sido lo suficientemente reconocidas y estudiadas como para que no sólo se haya diseñado una ruta para su visita, sino que, además, allí donde las laderas presentan diversas huellas, sus dueños han regresado en reproducción a tamaño natural para asaltar la añoranza del visitante."

Las comarcas de Cameros (La Rioja y Soria), Garray, Ventosa de San Pedro se integran en una ruta de observación sumamente interesante.

En Bretún, por ejemplo, se encuentra gran cantidad de huellas de los impresionantes Triceratops, que pesaban alrededor de 6 toneladas, y que están señaladas por una réplica de aquellos gigantes. Estas huellas de grandes carnivoros tienen la particularidad de tener 3 dedos de grandes dimensiones.

En otras localidades podrán encontrar este tipo de ictitas y otros más, ya que el antiguo valle era el eje de la vida de muchas especies de dinosaurios. En Santa Cruz de Yanguas y Villar del Río también podrán ver señalados los yacimientos por las réplicas de aquellos dinosaurios que nos permiten tomar escala real de lo que fue aquel mundo ya extinguido.

Vía | Dinosaurios sorianos de Alonso Blanco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos