Compartir
Publicidad
Publicidad

La Sudamérica de Indiana Jones

La Sudamérica de Indiana Jones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, anoche con mi sombrero maltratado y mi látigo atado a la cintura, hice cola para ver a mi Harrison Ford otra vez en la piel del profesor Henry Jones, o sea Indy.

Demás está decirles que comparto al cien por cien el análisis de Luisfer y de Juan Luis en Blog de Cine. Sí,es mala. Sí, el argumento es intragable.

Pero es Indiana Jones ! Y no pude resistirme. Además Mr. Ford ha logrado pasar la prueba del algodón y ha demostrado que nadie puede hacerlo como él.

Pero... ¿y ésto qué es? ¿Crónica de cine? No, resulta que la última de Indiana Jones se desarrolla en esa nebulosa geográfica en la que los guionistas americanos suelen ubicar a Latinoamérca. Y (defecto profesional) no pude dejar de admirar los lugares por donde se pasea el profesor Jones con la calavera de cristal.

Si la peli comienza en el desierto de Nevada, la ruta definitiva de Indy será por un Perú ambiguo y plural.

A modo de telegrama les diré que, son maravillosas las tomas aéreas de las líneas de Nazca, aunque no lleguen a lucirse como se merecen.

Por otro lado, es lamentable tener que escuchar música mexicana cuando se suponen que los personajes están recorriendo un mercado callejero peruano (aunque recreado en los estudios de Los Angeles). De los "extras" disfrazados de... mejor ni hablar. ¿ No conocen estos ganadores de Oscars de la riqueza musical de los pueblos andinos ?

Esta historia, contada con una paleta que me hizo recordar aquellas viejísimas postales coloreadas, nos lleva sin coherencia pero con mucho vértigo escapando de una rusa fría y sin arrugas, a la selva amazónica de Iquitos, aunque para ello nos lleva en una rápida persecución filmada en Hawaii (!)

Más adelante, nos arrastrará la corriente hasta la Garganta del Diablo de mis queridas Catartas del Iguazú en Argentina, para luego haciendo gala de la magia del cine treparnos por ellas y salir a un complejo de pirámides escalonadas que presumo mayas, por lo tanto en Centroamérica.

Bien, ésto es Indiana Jones, no le pidamos rigores geográficos, literarios, artísticos ... nada. A mi Harrison le perdono todo.

Blogdecine | Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal: en busca del cine perdido y Indiana Jones y ..... efectivamente no era la segunda venida de Cristo Sitio oficial | Indiana Jones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio