Compartir
Publicidad
Nesso, el pueblo más pintoresco del lago de Como
Curiosidades del Mundo

Nesso, el pueblo más pintoresco del lago de Como

Publicidad
Publicidad

Si vas en verano al lago de Como te apetecerá darte un baño en sus aguas y hoy os recomendamos un lugar ideal para hacerlo. Paramos en Nesso, el pueblo más pintoresco del lago de Como, un pequeño rincón en la región de Lombardía, asomado al lago, en el que el atardecer es inolvidable.

Después de haber pasado por algunos de los lugares más bonitos del lago, como Varenna y la perla del lago, Bellagio, no podíamos dejar de asomarnos a Nesso, un pequeño pueblo encaramado a la montaña y con una sorpresa: la cascada secreta del lago de Como.

Desde la carretera que va de Bellagio a Nesso en dirección sur hacia Como, el pueblecito pasa desapercibido, ni rastro de la cascada, y el GPS puede confundirnos y llevarnos a lo alto de la montaña, donde por cierto las fuertes pendientes y curvas han servido de escenario para alguna dura etapa del "giro" ciclista.

Pero una vez nos situamos, dando media vuelta volvemos hacia el lago, aparcamos con suerte en el escaso sitio disponible y nos decidimos a introducirnos en las callejuelas que descienden por el pueblo hacia la orilla. Un descenso que haremos dos veces, ya que la primera vez parece llevarnos a una calle sin salida.

Pero en el camino, ya las empinadas escaleras nos dejan algunas estampas preciosas de Nesso, volcado al lago y las montañas. Fachadas típicas, decoradas con plantas, esculturas y las típicas persianas de rejilla, estrechas callejuelas empedradas...

Nesso Italia

Finalmente, desde la carretera otra vez, vemos el pequeño puente medieval que es una de la imágenes más conocidas de Nesso e intuimos la famosa cascada del Orrido. Un salto de agua de casi doscientos metros desde lo alto de la montaña, que abre un cañón rocoso y finalmente discurre junto a las casas.

Realmente, la cascada de Nesso resulta de la unión de dos torrentes, el Tuf y el Nosè. Eso sí, en esta época del año, pleno agosto, no va demasiado cargada de agua, pero a medida que nos introducimos en el pueblo, el sonido cayendo hacia el lago refresca el ambiente. Para verla en todo su esplendor se recomienda la primavera, cuando el deshielo hace que el caudal baje con fuerza.

Visita a Nesso en el lago de Como

Ahora si, iniciamos el descenso encaminados hacia la orilla del lago, de nuevo por callejuelas empedradas e interminables escaleras (más de 300 peldaños), siguiendo las indicaciones del Orrido di Nesso, la cascada cuya agua atraviesa el pueblo y desemboca en el lago de Como, bajo el puente medieval de la Civera.

Desde allí y tras atravesar un curioso pasadizo encastrado en la roca y con mirador al lago, los más atrevidos se lanzan haciendo acrobacias al agua. Si quieres un chapuzón menos adrenalínico hay unas estupendas escaleras para acceder al lago, muy frecuentadas en verano cuando el tiempo acompaña. Las aguas del lago oscilan entre 20-25 grados en época estival.

Además, hay posibilidad de navegar por el lago desde Nesso, ya que existe alguna pequeña empresa de servicios en esta zona baja del pueblo.

Baño en Nesso Lago de Como

En los alrededores de Nesso se puede recorrer la Strada Regia o Camino Real, una antigua red de senderos (a pie o en bicicleta), ver las ruinas del castillo en la parte alta, visitar el puente de origen romano, los edificios históricos y religiosos, la gruta de Masera en el distrito de Careno, los manantiales Boeucc de Castell y Falchi della Rupe, en el distrito del Castello.

En invierno, no es raro que esta zona al norte de Italia, prealpina, se cubra de nieve, por lo que la estampa del pueblo y las montañas cambia por completo. No nos podremos dar un baño, pero nos atrapará un encanto diferente. Porque dejando de lado el ajetreo de los veraneantes, seguramente el paisaje imponente, la naturaleza silenciosa, nos atrape.

Para llegar a Nesso podemos hacerlo en coche por la carretera que bordea el lago desde la ciudad de Como a Bellagio, en autobús por la misma carretera (línea C-30 o C-32) o en algunos de los barcos que recorren el lago (línea CB1; no todos los ferries tienen parada en Nesso al ser un pueblo tan pequeñito). La distancia de Como a Nesso es de unos 20 kilómetros por una serpenteante y pequeña carretera (calcula unos 30 minutos en coche).

No hay muchos lugares donde comer o alojarse, pero sí es posible hacerlo en Nesso si al final decides quedarte un poco más aquí. Y algunos establecimientos al borde del lago tienen vistas inmejorables.

Así es Nesso, un pueblo pintoresco y con encanto a orillas del lago de Como, al que sin duda volvería en un viaje recorriendo esta preciosa zona del norte de Italia que aún tiene mucho por ofrecer.

Nesso Vista Dal Lago

Fotos | Eva Paris y Civvì en Wikimedia Commons
Más información | Nesso

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio