Un paseo por el Londres de "Un Cuento de Navidad" de Charles Dickens
Curiosidades del Mundo

Un paseo por el Londres de "Un Cuento de Navidad" de Charles Dickens

HOY SE HABLA DE

Puede que no exista nada más navideño que sentarse delante de la televisión y ver alguna de las miles de versiones que hay de uno de los mejores cuentos de Charles Dickens. Si de paso que lo vemos aprendemos algo de una de las ciudades más fascinantes del mundo, pues estupendo, porque así descubriremos más cosas cuando podamos ir. Vámonos a hacer un precioso paseo estacional por el Londres de "Un cuento de Navidad" de Charles Dickens.

Una Gran Bretaña de la era victoriana. Oscura, pobre, pero feliz. Un avaro amargado que sólo piensa en el dinero y al que le molesta la gente y la felicidad... y tres fantasmas de las navidades pasadas, presentes y futuras que le hacen unas visitas reveladoras... y un paseo por un Londres muy diferente al de ahora.

Imperial War Museum

En el capítulo 1, Ebenezer Scrooge, el avaro gruñón nombra el antiguo asilo de Bedlam (entiéndase manicomio) al comentar que aquellos pobres que disfrutan de la Navidad deben estar locos y que allí terminará él como sigan felicitándosela. Hoy en día ese edificio de St George's Fields, en Lambeth, edificio es hoy en día el Imperial War Museum. Por cierto, como complemento a una visita a ese museo se pude ir a los Churchill War Rooms, que totalmente recomendable.

Wh

También en el capítulo 1 tiene unas palabras para las Casas del Parlamento, porque después de que su sobrino lo intente convencer de lo maravilloso de la alegría de la Navidad lo único en lo que puede pensar es por qué desaprovecha ese buen arte del discurso y no está allí en la Casa de los Comunes ganándose la vida. A nosotros nos costaría entrar allí de Parlamentario, pero sí que se puede puede hacer una visita guiada y os aseguro que es algo completamente inolvidable.

mansion house

Aunque no está muy claro si es banquero, prestamista o contable, lo que sí que se deduce por el libro es que su negocio está muy cerca de Mansion House, la residencia y lugar de trabajo del Lord Mayor en la City of London. Además en el capítulo 1 habla con desprecio de lo que pueden ser las navidades allí, con "50 cocineros y mayordomos".

royal exchange

Justo enfrente de Mansion House tenemos otro lugar que se menciona en el Capítulo 4. Con la visita de "el Fantasma de las Navidades Futuras" se habla del Royal Exchange, que en la época de Scrooge era la bolsa de comercio. ¿Dónde se comenta? pues en una conversación de antiguos colegas en la que hablan (mal) de un compañero que ya falleció (sí, del propio Scrooge). Hoy en día el edificio está ocupado por oficinas, restaurantes y tiendas de lujo.

Sp

Jacob Marley era el socio de Scrooge y 7 años antes de los hechos que ocurren en el libro... y lo sabemos desde el inicio del cuento: "Para empezar: Marley había muerto"... y se hace una rápida referencia a Cementerio que existía junto a la Catedral de San Pablo.

También hay una referencia a Whitechapel, pero no porque pasen por allí, sino porque cuando Scrooge está espiando los juegos de patio de su sobrino, el narrador dice Scrooge que es "la aguja más afilada, la mejor de Whitechapel", en referencia a las calidad de las agujas que se fabricaban en la zona. Incluso se gritaba por las calles "Agujas de Whitechapel, 25 por un penique". Poco o casi nada queda que nos pueda hacer volver a la época, pero desde luego si se va por allí siempre es un buen momento para recordar a Jack el Destripador y sus muertes.

Y en el Capítulo 1, muy navideño, Bob Cratchit, el empleado de Scrooge, patina en sobre hielo de camino a su casa de Candem Town, de la que no conocemos la dirección exacta. Nada se parece hoy en día a lo de antes, pero si hablamos de esa zona desde luego que lo que tienes que ver es el mercado diario, e imaginar que algo todavía permanece.

Dickens House

En el 48 de Doughty Street está la casa en la que vivió el famoso escritor con su mujer y su primer hijo entre 1837 y 1839, y es ahora el Museo de Charles Dickens que bien merece una visita. Conservada como la casa victoriana que fue, bien merece una visita en cualquier momento del año, pero especialmente en Navidad, ya que aparece decorada y preparada para unas celebraciones al uso de la época.

Está muy cerca del Museo Británico y cuenta con tres plantas, en esta ocasión decoradas para Navidad: desde la mesa montada con mantelería fina y cubertería de plata y un pavo en medio, a chimeneas con grandes guirnaldas y la mesa en la que Dickens escribió "Oliver Twist".

Otro recuerdo de Dickens, aunque no sea de "Cuento de Navidad" es la imprescindible visita en Londres a "The Old Curiosity Shop",en el 13-14 de Portsmouth Street. Se dice que esta tienda, que data del siglo XVI y sobrevivió al gran incendio, es la que inspiró a Dickens para hacer su novela por entregas de ese título. Posteriormente cambió su título tomar el de la novela.

Imágenes | George Redgrave, Matt Brown, Michael Gwyther-Jones, chrisinphilly5448 en Flickr y Pixabay

Temas
Inicio