Compartir
Publicidad
Publicidad

El viaje de... Julia a Formentera

El viaje de... Julia a Formentera
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Empieza el buen tiempo y nos dejamos tentar por las ofertas pensando en la próxima escapada. Y la experiencia de otros es un referente importante cuando tenemos que decidir. Hoy traemos la de Julia, que estuvo de visita en la isla de Formentera con amigas y nos cuenta su experiencia lejos del tumulto veraniego.

“Cuando uno piensa en el viaje de fin de carrera, piensa en viajes lejanos y exóticos como Nueva York, Londres, Tailandia, etc. Pero cuando ni la edad ni la economía acompañan, ¿qué mejor que disfrutar de una isla cercana? Formentera. Por nuestro trabajo en turismo sólo podíamos viajar en abril, mes en el que el tiempo es bastante inestable. Por suerte el sol acompañó nuestro fin de semana en la isla que protagonizó el famoso anuncio de una conocida cerveza, tanto que hasta pudimos sacar el bikini.

Llegamos a Formentera en barco desde Mallorca (tras cambiar de barco en Ibiza) y aunque lo típico es alquilar una moto para recorrer la isla, nosotras alquilamos un coche para viajar las 6 juntas. La isla es muy pequeña, de norte a sur sólo tiene 19 kilómetros de largo. Sus carreteras son estrechas y un tramo atraviesa la zona de las Salinas, por lo que hay un momento que tienes agua a los dos lados de la carretera.

formentera
Formentera – Faro Cap de Barbaria

Encontramos una imagen bien diferente de la que cuentran miles de turistas en los meses de verano: playas desiertas donde nos relajamos con los primeros rayos de sol de la primavera y dimos largos paseos por la arena. Lo que más me sorprendió, por la geografía de la isla, fue llegar a una playa y que hiciera demasiado viento e ir al otro extremo de la isla en apenas 5 minutos y encontrar la playa totalmente en calma. También es impresionante la vista desde el mirador de la Mola, desde donde se divisa la extraña forma de la isla.

También encontramos las carreteras bastante tranquilas por lo que pudimos ir de un lugar a otro en muy poco tiempo. Visitamos los dos faros de la isla, pero sin duda el más especial fue el Faro del Cap de Barbaria. Este faro se hizo muy famoso tras la película de “Lucía y el sexo”, y es toda una experiencia llegar a él por carretera. El faro desaparece por unos momentos en el horizonte y reaparece nuevamente a los pocos minutos. Aquí disfrutamos de una fantástica puesta de sol, un momento para las lágrimas, las risas y sobretodo para recordar los buenos momentos que compartimos durante los 4 años de carrera.”

isabel comino
Julia Comino

¡Gracias Julia!

Si quieres compartir alguno de tus viajes, como lo ha hecho Julia, sólo tienes que tomar contacto con nosotroa a través de este enlace y te explicamos cómo hacerlo.

Fotos | Julia Comino
En Diario del Viajero | Las mejores playas de Baleares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos