Baleares

Publicidad
Publicidad

Noticias de Baleares en Diario del Viajero

Catedral de Ibiza Hablar de Ibiza en verano nos lleva a pensar erróneamente que la isla se reduce a fiesta las 24 horas. Dejamos así de lado un importantísimo patrimonio natural y cultural que tiene la isla y que merece la pena conocerse. Hoy visitaremos su Catedral para conocerla un poco mejor. Mirándola desde lejos podríamos pensar que es una fortaleza, por sus líneas sobrias y macizas en lo alto de la Ciudadela. Un signo más del caracter defensivo del patrimonio arquitectónico singular de la Dalt Vila, el recinto fortificado de Ibiza y Patrimonio de la Humanidad. Para valorarla, debemos conocer un poco de la historia de la isla: el 8 de agosto de 1235 las tropas catalanas de Guillem de Montgrí, Pedro de Portugal y Nuño Sanz conquistaron Ibiza, en ese momento en manos musulmanas. Para celebrarlo se decidió construir una iglesia que sería dedicada según la costumbre según el santoral. Las vírgenes "de esas fechas" eran Santa María la Mayor y Nuestra Señora de las Nieves. ¿De las "nieves" en Ibiza? Pues sí. Para levantar el templo se eligió la ubicación de la mezquita de Yebisha, que a su vez estaba erigida sobre un templo romano que ocupaba el anterior lugar de culto fenicio a Astarté. Un sitio sagrado desde los mas antiguos tiempos. La Catedral conserva algo de su arquitectura gótica original (s.XIII-XIV): la sacristía, la torre y las capillas absidiales. Fue el barroco el que más aportó al resultado final con una nave única,cubierta por bóveda de cañón y con capillas entre los contrafuertes, más un ábside pentagonal. El campanario se alzó sobre una de las capillas por falta de espacio en el exterior. Es trapezoidal, de cinco cuerpos separados por molduras y cinco campanas en lo alto. Se sabe que ya en el año 1435 la iglesia tenía cinco capillas dedicadas a San Jaime y San Miguel, a Santa Tecla y San Antonio, a San Juan Bautista y San Juan Evangelista y a San Pedro y San Pablo. Se la conoce como Santa María de les Neus y es la sede de la Diócesis de Ibiza desde su establecimiento en 1782. Tiene obras que mercen conocerse como pinturas de Francisco Comes e Ignacio Gil, el retablo del siglo XV y los sepulcros de la nobleza insular. En el Museo Diocesano se encuentra gran parte de las obras valiosas como la gran custodia gótica. Foto | Al mundo En Diario del Viajero | Las playas de Baleares en una web

Publicidad
Inicio