Compartir
Publicidad

Cabo Vidío. Si te gustan los acantilados, tienes que explorarlo

Cabo Vidío. Si te gustan los acantilados, tienes que explorarlo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si lo vuestro es la naturaleza y queréis conocer algunos de los acantilados más bellos de la costa cantábrica, Cabo Vidío es un lugar perfecto. Seguramente habrás oído hablar de este Cabo situado en el Cantábrico, junto a otro bello paraje, el Cabo Peñas. Si te gustan los acantilados, te gustará explorar Cabo Vidío.

Cabo Vidío no es un acantilado con una gran altitud, ya que solamente se alza unos 80 metros sobre el mar, mucho menos que su vecino el Cabo Peñas que resulta impresionante en comparación. Sin embargo, en cuanto a belleza, Cabo Vidío resulta insuperable por lo que, cuando tengáis ocasión, tenéis que acercaros a conocerlo.

Cabo Vidío se encuentra al oeste del litoral de Asturias, a menos de 10 kilómetros de la bella localidad de Cudillero. Desde allí se puede ver puntos atractivos como la Estaca de Bares en Galicia, o el Cabo Peñas en Asturias. El faro, uno de los más nuevos de España es relativamente importante como referencia para la navegación.

El faro fue construido entre los años 1948 y 1950. La construcción es un complejo formado por el faro y dos viviendas. El edificio está situado a unos 90 metros sobre el nivel del mar y desde el mar se reconoce su señal luminosa porque emite 4 destellos cada 20 segundos. El faro es automático y puede divisarse a unas 16 millas cuando hay mal tiempo y hasta unas 35 en los días claros.

cabo_vidio_asturias.jpg

Lo más impresionante para ver mientras hacemos senderismo por la zona de Cabo Vidío son los acantilados. A pesar de no ser demasiado altos (unos 70 metros de altura), los acantilados son muy escarpados y verticales. Antes de llegar al faro la vista de la playa y de los acantilados situaos al oeste te deja sin respiración.

Cuando llegamos al extremo Norte de Cabo Vidío nos encontramos con la roca enorme que da fin al cabo, que resulta inaccesible para nosotros, pero con un atractivo excelente para tomar fotos. Las vistas son preciosas y sobrecoge la inmensidad del mar y el poder de las olas.

Si recorremos el cabo por el lado Este, las vistas tampoco están nada mal. Uno de los acantilados más especiales, por ejemplo, tiene forma de tortuga. Además en esta zona del lado Este del Cabo Vidio se sitúa la Iglesiona, una gran cueva sólo visitable en bajamar. Si os animáis a entrar, tened muy claros los horarios de pleamar y bajamar para evitar sustos.

No os perdáis Cabo Vidío , uno de los lugares más recónditos y únicos del litoral asturiano. Si queréis pasar horas viendo a las olas golpearse contra las rocas y envidiar a los pájaros por poder volar desde los acantilados más bellos de Asturias, Cabo Vidío es visita obligada. No os decepcionará.

Mapa de Google Maps

En Diario del Viajero | Cudillero, uno de los puertos pesqueros más bellos de Asturias
En Diario del Viajero | La ruta de los lagos en el Parque Nacional de Somiedo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos