Compartir
Publicidad

Recorriendo la espectacular Ruta de los Lagos en el Parque Natural de Somiedo

Recorriendo la espectacular Ruta de los Lagos en el Parque Natural de Somiedo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si queréis conocer uno de los pocos lugares donde se puede ver osos pardos, y a la vez recorrer el paisaje montañoso de una de las zonas más verdes y bellas de España, el Parque Natural de Somiedo es el sitio indicado. Además de su propia belleza, es el punto de arranque de la espectacular Ruta de los Lagos.

Al suroeste de Asturias, en la frontera con León nos encontramos con el municipio de Pola de Somiedo, desde donde se pueden comenzar una gran cantidad de rutas de senderismo de montaña. La ruta de la que os quiero hablar hoy comienza en el Alto de la Farrapona, que se encuentra a unos 10 kilómetros de Pola de Somiedo, desde la cual se puede realizar la que es probablemente la ruta más bonita del Parque: la ruta de los Lagos.

La Ruta de los Lagos

Esta ruta transcurre recorriendo 5 lagos: el lago La Cueva, la laguna de la Mina, el lago Cerveiriz, el lago de la Calabazosa y por último el Lago del Valle. Los cuatro primeros pueden agruparse bajo el nombre de los lagos de Saliencia formados por la acción del glaciar de Saliencia, que en la actualidad está seco y por cuyo curso transcurre la ruta de senderismo entre los lagos.

Lago de la Cueva

lago_de_la_cuevaa.jpg

El Lago de la Cueva, quizá el más impresionante de la ruta, está rodeado de montañas. Una de ellas, la colocada a la derecha de la marcha es de un color granate intenso debido a la arcilla de la que está compuesta. En estas montañas, por otro lado, podemos observar las cicatrices en la roca provocadas por la práctica de la minería.

Si seguimos adelante, la ruta sube por las montañas hasta llegar a la Laguna de la Mina, que se seca en verano, por lo que también la llaman la Laguna Seca. En ese momento, si seguimos adelante se abre el horizonte hacia una vasta pradera, a la que llaman Cerveiriz, y donde podemos encontrar los preciosos lagos de Cerveiriz y de Calabazosa.

También la pradera es maravillosa. Tened cuidado donde ponéis los pies porque está lleno de excrementos de vaca. Esto se debe, al igual que en los Picos de Europa, a que la ganadería está permitida en el Parque, y de hecho se encuentra protegida. Algunos de los ganaderos son vaqueiros de alzada, un grupo social ganadero y nómada que mantiene tradiciones de más de 600 años. Pradera de Cerveiriz

praderaa.jpg
Atravesando la pradera de Cerveiriz, el camino gira hacia la izquierda y se vuelve montañoso y accidentado. Para esta ruta es necesario calzar unas botas de montaña o buenos zapatos de trecking. Continuando el sendero, muy pronto podemos ver el último lago de nuestra ruta, el Lago del Valle.

Aunque parece un nombre un poco simple, el nombre procede del río “Valle”, y no del valle propiamente dicho. El Lago del Valle es el más grande de Somiedo. Se amplió cuando se construyó una presa con el propósito de hacer una central hidroeléctrica que finalmente no se hizo.

El camino prosigue a lo largo del Lago hasta el pueblo que se llama, para hacernos todavía más lío, “Valle del Lago”. Nosotros decidimos la vuelta antes de llegar al pueblo, pues son 4 horas de paseo hasta el Lago. El Lago del Valle es fantástico para darse un chapuzón después de tanta caminata. El agua no está tan fría como cabría esperar debido a que se encuentra a menos altitud que el resto de lagos.

El Parque Natural de Somiedo

montanhass.jpg
Además de la Ruta de los Lagos, el Parque Natural de Somiedo ofrece muchos otros senderos y rutas de interés, como la Ruta del Cornón o el Camín Real de la Mesa. El Parque, reconocido en el año 2000 como Reserva de la Biosfera por la UNESCO, es famoso por ser una reserva de osos pardos única en España. Se encuentran en él alrededor de la mitad de todos los osos de Asturias y la Cordillera Cantábrica.

Para resumir, si queréis conocer una de las rutas más bellas de Asturias a lo largo de gigantescas cumbres y lagos impresionantes, la Ruta de los Lagos de Somiedo es muy recomendable. Si tenéis suerte, igual veis osos pardos por el camino. Y si es así, por favor, contádnoslo o dejad en los comentarios algún enlace a las fotos del hallazgo.

En Diario del Viajero | Excursión por los Alpes Austríacos II: el nacimiento del río Litz En Diario del Viajero | Excursión por los Alpes Austríacos: Montafon y Silvretta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio