Compartir
Publicidad

Dolmen de Dombate, una huella del Neolítico en Galicia

Dolmen de Dombate, una huella del Neolítico en Galicia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El municipio de Cabaña de Bergantiños en la Costa de la Muerte (La Coruña), acoge en su término municipal uno de los megalitos más importantes de Europa que corresponde al periodo del Neolítico.

Los megalitos son construcciones de aquel momento llevadas a cabo mediante la colocación de grandes piedras (“mega” significa grande y “litos” piedra) sin usar ninguna técnica de unión como el mortero o el cemento. Y aunque existen megalitos de diferentes tipos y en distintas partes del mundo, donde más se han encontrado es en la zona atlántica de Europa, predominando los megalitos con funciones funerarias.

Es el caso del dolmen de Dombate, que está clasificado como túmulo, es decir, un enterramiento sobre el que se levantan piedras y tierra a modo de montículo. Los túmulos, además de ser fosas colectivos eran el lugar representativo de la comunidad que vivía en un determinado territorio, una especie de punto de referencia.

El dolmen de Dombate tiene unos 6.000 años de antigüedad ya que, según los estudios que se han realizado sobre él, se levantó durante la primera mitad del IV milenio a. C., siendo usado durante varias épocas hasta aproximadamente el 2700 a. C. Realmente este dolmen de Dombate son dos túmulos de diferentes épocas, siendo el más visible –y el que se conocía- el más nuevo, mientras que el posterior fue encontrado en excavaciones.

El dolmen más antiguo está compuesto por nueve ortostatos – esas grandes losas de piedra-que se identificaron gracias a las huellas o negativos encontrados en el suelo, mientras que el dolmen posterior lo forman dieciocho grandes ortostatos, ocho de ellos en la cámara y diez en el corredor, siendo destacable la losa de cabecera de 7,78 toneladas de peso.

dolmendombate1.jpg

Conservación del dolmen de Dombate y habilitación museística

Durante el siglo XX el dolmen fue objeto de visita por mucha gente aunque estaba al aire libre y sin protección, pudiendo haber sido objeto de vandalismo como otros monumentos similares de la zona. Fue por ese interés que suscitaba que en 1975 la Diputación Provincial de La Coruña compró los terrenos donde estaba y en 1999 empieza el plan de habilitación cuyo punto de partida fueron las excavaciones y el estudio de la zona.

Ya en 2002 se puso en marcha un plan de protección y finalmente en 2008 se levantó la estructura museística en torno al Dolmen de Dombate. Así, se construyó una edificación de madera y cristal que protege el dolmen de las inclemencias del tiempo y el vandalismo, permitiendo su conservación de modo que el visitante lo vea en condiciones óptimas.

Datos útiles sobre la visita al dolmen de Dombate

El acceso al dolmen de Dombate es libre y gratuito, y además de ver el propio dolmen podemos conocer más sobre la historia del neolítico y los megalitos en el centro de interpretación que hay junto a él. Allí hay también una réplica de la cámara interior del dolmen, ya que el original se ve desde fuera y no está permitido adentrarse a su cámara. El horario es de lunes a domingo, de 10.00 a 20.00.

Para llegar allí lo mejor es ir en coche, y justo en la entrada tenemos un amplio parking para aparcar sin problema. Está ubicado a 60 kilómetros de La Coruña y a 65 de Santiago de Compostela, y más cerca tenemos otras localidades de la Costa de la Muerte como Laxe, Ponteceso o Vimianzo.

Fotos | Álvaro Onieva

En Diario del Viajero | El castillo de Vimianzo en la Costa da Morte

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio