Compartir
Publicidad

El alma de Córdoba. Visita nocturna a la Mezquita Catedral. ¿Merece la pena?

El alma de Córdoba. Visita nocturna a la Mezquita Catedral. ¿Merece la pena?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya os hemos hablado con anterioridad en Diario del Viajero sobre esta actividad en la Mezquita de Córdoba, cuando se anunciaban estas visitas nocturnas que aún no estaban funcionando. Con motivo de un viaje gastronómico a esta ciudad andaluza, tuve ocasión de realizar esta visita nocturna a la Mezquita Catedral para ver el espectáculo llamado El alma de Córdoba. Ahora que lo he visto, ¿merece la pena hacer esta visita?

Lo primero que cabe señalar es que toda visita a la Mezquita, ya sea de día o de noche, siempre merece la pena. Contemplar la obra y sus sucesivas ampliaciones durante los reinados de Abderramán I, II y III, el esplendor de la reforma de Alhaken II y la gran reforma de Almanzor, descubrir las riquezas de su ornamentación y la maravillosa disposición de sus arcos de herradura cubiertos de arcos de medio punto, es algo impresionante.

El alma de Córdoba

La visita nocturna a la Mezquita Catedral es un recorrido en grupos de unas 80 personas, de aproximadamente una hora de duración en el que se visiona un interesante vídeo en el que se aprecian gráficamente las distintas construcciones y sus ampliaciones sucesivas. En el recorrido se aprecian vistas inéditas que sorprenden incluso a los que ya habían visto esta maravilla durante el día.

mezquita de cordoba de dia

Estas ampliaciones que fueron realizadas para aumentar la superficie de culto, se muestran muy claramente mientras en el vídeo, tras el cual se pasea por las instalaciones de la Mezquita Catedral y se reciben instrucciones y explicaciones sobre lo que se contempla en cada momento a través de una audio guía.

Tras el visionado del vídeo, se accede al patio central (Patio de los Naranjos) y se observa el campanario del siglo XVII, construido sobre el antiguo alminar musulmán que cubre, alzándose más alto que éste, como símbolo visible de la reconquista cristiana. Después se accede a la Mezquita Catedral comenzando el paseo propiamente dicho.

Se inicia el paseo sobre la antigua basílica visigótica de San Vicente sobre la cual se construyó la Mezquita Alhama originaria de los Omeya. Aún se conservan algunos mosaicos bajo el suelo de la zona de Mezquita y es interesante ver como cada pueblo, al conquistar otro, construía sobre sus templos, apropiándose de los lugares de culto, lo que después sucedería a la Mezquita tras la reconquista con la construcción de la Catedral sobre ella.

El recorrido continúa por la gran zona de columnas, con explicación de su construcción, los arcos de herradura sobre los que hay otros de medio punto, la decoración de los arcos en bandas blancas y rojas, las columnas coloreadas en verde.

mezquita

La luz, la iluminación de los distintos recintos es un recurso muy bien utilizado durante el recorrido, que va iluminando los puntos de interés dejando el resto en la penumbra, lo que contribuye al éxito del montaje de esta visita.

La narración es francamente interesante, bien hecha y bien vocalizada, al menos en la versión en castellano, que es la que yo llevaba en mis auriculares, modernos, cómodos y fácilmente regulables en volumen y posición.

Valoración personal

Aunque para todos, nacionales y turistas, la Mezquita de Córdoba es el monumento histórico más importante de esta ciudad, por su riqueza, su historia y su grandeza, cada vez hay más dificultad en encontrar referencias a la palabra Mezquita, ya que el hecho de ser también la Catedral de Córdoba construida sobre las instalaciones de la Mezquita, lo hace más difícil.

Además es que dentro de la visita, la parte de la Mezquita es la más bella, la más rica y la más interesante, en mi opinión, por más que la construcción de la Catedral no derruyera todas las columnas --gracias a la oposición en la época del pueblo cordobés que quería mantenerlas-- y que también sea espectacular, en especial su cúpula,el coro y el crucero.

Incluso durante el recorrido, se echa de menos una mayor explicación y extensión de la zona dedicada a la Mezquita y la época musulmana y no tanto detenimiento en la época cristiana posterior, como comentabamos los asistentes al finalizar el recorrido.

Son pequeños detalles pero hasta la web oficial es Catedral de Córdoba y hasta en las entradas para hacer la visita nocturna llamada El Alma de Córdoba, se subtitula con "visita nocturan a la Catedral de Córdoba" obviando toda referencia a la denominación Mezquita.

En conjunto, El alma de Córdoba, la visita nocturna a la Mezquita Catedral es una actividad que recomiendo, pese a que es algo cara para su corta duración, se disfruta cada minuto del paseo y se aprende mucho de este impresionante monumento que es parte de nuestra historia y nuestra cultura.

Imágenes | Pakus y Josangel_ap En Diario del Viajero | Un baño en el Hammam Al Ándalus, inmersión en la historia y el placer En Diario del Viajero | Finalmente la Mezquita de Córdoba abrirá sus puertas durante la noche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio