Compartir
Publicidad
Escapada de dos días en Villena (II): Qué ver en Villena en un fin de semana
España

Escapada de dos días en Villena (II): Qué ver en Villena en un fin de semana

Publicidad
Publicidad

Como ya os anunciaba en la primera parte de este post dedicado a Villena, en el que repasamos su gastronomía y sus fiestas del Medievo, esta localidad alicantina de interior tiene mucho que ofrecer al visitante, por lo que hoy hablaremos de qué ver en Villena en un viaje de fin de semana.

Tres son los puntos más importantes en los que nos vamos a centrar: El Castillo de Villena, la Iglesia de San Francisco y su campanario y finalmente, el impresionante Tesoro de Villena, una de las joyas que por sí misma ya justificaría el desplazamiento.

Qué ver en Villena en un fin de semana

1. El Castillo de la Atalaya de Villena

Fue construido por los árabes en el siglo XII pero no se tiene la fecha exacta de su construcción. Incluso se cree que fue construido sobre otra construcción anterior, probablemente romana, aunque no hay pruebas fehacientes de ello.

No fue tomado por los cristianos hasta 1240 tras un largo asedio, pasando a manos castellanas en virtud del Tratado de Almizra. Don Juan Manuel, hijo del infante Manuel de Castilla y señor de Villena, realizó reformas para mejorar la seguridad, mientra se dedicaba a escribir y a cazar.

Villena8

Posteriormente pasó al Marqués de Villena D. Alfonso de Aragón y Foix y después al segundo Marqués, don Juan Pacheco, que realizó una gran reforma del castillo para reconvertir la fortaleza en un castillo-palacio donde residir.

Actualmente se encuentra en buen estado en su parte exterior y en el interior de las zonas reconstruidas, donde se puede ver una representación dramática muy interesante y entretenida en la que se cuenta la historia del castillo y se mezclan textos de el Conde Lucanor y otros autores, ilustrando la visita.

2. La Iglesia de Santa María y su campanario

Villena9

Una de las mejores experiencias para disfrutar de las vistas del Castillo de la Atalaya, es ver esta construcción desde lo alto del campanario de la iglesia de Santa María. Situado en el barrio de El Rabal, podéis subir para ver su reloj y disfrutar con las fantásticas vistas del castillo de Villena que se tienen desde arriba.

El reloj era muy importante y por eso siempre estuvo en manos de los monjes, porque quien controlaba el tiempo, controlaba el poder, según nos explicaron durante la subida.

Al campanario se llega tras una subida sencilla pero prolongada y al llegar allí, hay una escalerita para subir en grupos pequeños al mirador exterior desde el que se puede aprovechar para hacer fotografías y para ver el reloj desde dentro y deleitarse con los movimientos de su maquinaria.

3. El Tesoro de Villena

Villena10

Aunque cuando fuí no había oído hablar del tesoro de Villena, hay que tener en cuenta que éste es un tesoro muy importante ya que se considera como el segundo tesoro de oro de la Edad del Bronce más grande que ha aparecido en Europa.

Se trata de unos 14 kg de oro, repartidos en 59 objetos (vasijas, cuencos y adornos) que fueron encontrados dentro de una vasija de barro descubierta en el año 1963 tras el hallazgo de un brazalete y la posterior investigación en el terreno hasta descubrir este conjunto histórico de incalculable belleza y valor.

Hoy están expuestos en el edificio del Ayuntamiento dentro del Museo Arqueológico José María Soler García, en el que se pueden ver las piezas de oro dentro de una vitrina acorazada y también se muestra la vasija reconstruida (colocada sobre el arcón).

Aprovechando la visita al museo, no os debéis perder la figura en piedra llamada la Dama de Caudete, (una figura replica de la original que se encuentra en el Museo Arqueológico de Madrid) y otro montón de restos arqueológicos muy interesantes.

Además de estos tres recomendaciones para disfrutar de un fin de semana en Villena, disfrutar de su gastronomía o de sus fiestas del Medievo o sus celebraciones de Moros y Cristianos que tienen lugar en el mes de septiembre, también os recomiendo visitar el Teatro Chapí y simplemente disfrutar de un paseo por sus calles.

En Diario del Viajero | Fin de semana en Villena (I) Mercado medieval, fiestas y gastronomía
En Diario del Viajero | La ruta de las Villas en Benicassim

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio