Publicidad

La fiesta de los "Caballos del Vino" de Caravaca de la Cruz, Patrimonio inmaterial de la Humanidad
España

La fiesta de los "Caballos del Vino" de Caravaca de la Cruz, Patrimonio inmaterial de la Humanidad

La Región de Murcia está de enhorabuena con una nueva inscripción en el listado de los Patrimonios de la Humanidad. En este caso, es la fiesta de “Los Caballos del Vino”, de Caravaca De la Cruz, la recién llegada a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Las fiestas patronales de Caravaca de la Cruz en honor de la Santisima y Vera Cruz de Caravaca se celebran del 1 al 3 de mayo y están declaradas de Interés Turístico Internacional. Con dos eventos destacados, los Moros y Cristianos y los Caballos del Vino, es un festejo que atrae a miles de personas cada año.

Los "Caballos del vino" son una fiesta ecuestre en la que se produce una espectacular carrera por la empinada cuesta del castillo, con los espectadores ataviados con pañuelo rojo al cuello y muchas con ropa blanca.

Pero si destaca un atuendo especial, es el de los caballos. Los animales van enjaezados con elegantes capas bordadas de seda, plata y oro, y desfilan en cortejos por las calles de Caravaca junto a los cuatro adiestradores que los conducen y seguidos por todos los habitantes.

Los ganadores de la carrera y los enjaezamientos más vistosos son galardonados con distintos premios. Es una tradición que implica generación tras generación a muchos de los habitantes de Caravaca de la Cruz, ocupados de la cría, el mantenimiento, el manejo y la conducción de los caballos, además de los encargados de elaborar las capas.

En estos aderezos de seda se representan diversos temas y presentan a algunos de los miembros de la peña en cuestión, que cambian cada año y cubren casi por completo al animal. Las técnicas del bordado se aprenden en el hogar o en talleres.

Caballos del Vino Caravaca Cruz

 

Origen de los Caballos del Vino

Esta tradición convertida en fiesta tiene un origen lejano en el tiempo. Sus inicios están documentalmente probados desde hace tres siglos, aunque es una manifestación anterior, vinculada a la antigua ceremonia de la bendición de la Vera Cruz bañándola en vino, ritual único en el mundo que simboliza la protección de la naturaleza.

Después, hubo un tiempo en que los caballos llevaron vino hasta el castillo para sus habitantes sedientos, que estaban atrincherados en su interior. Esto llevó a que los manejadores de caballos y los propios equinos pasaran a ser tratados como héroes y empezaran a ser vestidos con hermosas capas.

Los documentos más antiguos de su celebración datan de 1765 y desde entonces la fiesta no ha dejado de crecer hasta convertirse en símbolo de la ciudad y prueba de devoción y de apego a su historia.

De los nuevos Patrimonios Inmateriales de la Humanidad declarados por la Unesco en su 15ª sesión, que ha tenido lugar online del 14 al 19 de diciembre de 2020, hemos destacado los puestos de comida de Singapur, una cultura cotidiana que no tiene que ver con fiestas sino con un modo de vida.

El caso de los Caballos del Vino es una festividad concreta que también se adhiere a la cultura de Caracavaca de la Cruz y sus habitantes, una tradición que tiene lugar en fechas puntuales pero que se extiende a lo largo del año en su preparación.

Les damos la enhorabuena y ojalá este 2021 pueda ver de nuevo la fiesta de los Caballos del Vino de Caravaca en todo su esplendor después de este merecido reconocimiento.

 

 

Más información | Unesco, Turismo Caravaca
Fotos | Pedro Semitiel y Pedro Semitiel en Flickr-CC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios