Compartir
Publicidad

Los dólmenes de Valencia de Alcántara, Extremadura

Los dólmenes de Valencia de Alcántara, Extremadura
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dolmen Los Mellizos

Que en la Península Ibérica encontramos grande ejemplos de la presencia humana en épocas prehistórica, no caben dudas. Tenemos grandes ejemplos como los de Los Almendres en el Alentejo portugués, o los de Antequera, en Andalucía. En este caso viajamos a Extremadura.

Valencia de Alcántara posee un espectacular conjunto megalítico de dólmenes, algunos en perfecto estado de conservación y bien señalizado. Está formado por más de una treintena de dólmenes graníticos y ocho de pizarra. Catorce mas se han perdido con el tiempo y la mano del hombre. Es ésta una invalorable colección de sepulcros del período calcolítico que se elevan a un total de 55 dólmenes. Un conjunto que busca su inclusión por La Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Existen rutas adecuadas para su visita turística y conviene conseguir las guías que proporciona la Oficina Comarcal de Turismo.
Uno de los mejores ejemplos por su buen estado de conservación es el de la Huerta de las Monjas que conservan 6 ortostatos de granito con losa de cobertura. Otros ejemplos: Anta de la Marquesa, también conocido como los Mellizos, con 8 ortostatos de granito y cubierta cuadrangular; Zafra III con siete ortostatos y una calzada romana en su ruta; Las Tapias, formada por 7 ortostatos y Cajirón con una cámara circular que forman 7 ortostatos apoyados entre sí, con cubierta circular, y 2 ortostatos longitudinales que conforman el corredor.

Su función era funeraria. Estos eran verdaderos mausoleos en los que se enterraban varios individuos de un mismo clan. Lugar que luego se convertía en sitio de culto a sus almas o de encuentro frente a ciertas circunstancias especiales a enfrentar. Siempre, estos lugares encierran profundos valores simbólicos que suponían un enorme esfuerzo para su construcción.

Otro importante santuario protohistórico se encuentra en Santiago de Alcántara. Se trata de la Cueva del Buraco donde se pueden ver representaciones dotadas de motivos geométricos, abundantes barras y digitalizaciones, así como figuras antropomorfas. Su muros de granito guardan las escenas de la vida de entonces.


Ver mapa más grande

Foto | Paseo virtual
Más info | Revista Destino Rural
En Diario del Viajero | Neolítico y Menhires

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos