Compartir
Publicidad

Siguiendo los pasos de la Beateta, en Mallorca

Siguiendo los pasos de la Beateta, en Mallorca
1 Comentarios
Publicidad

Una de las fiestas populares más sentidas en Mallorca está dedicada a la Beateta.

Así se conoce en la isla a Santa Catalina Tomás, nacida en el pueblo de Valldemossa en 1531 y que desarrolló toda su vida monástica en la isla. A ella se dedican dos celebraciones locales: una en su pueblo natal, y el tercer sábado de octubre en Palma de Mallorca. Es la Colcada de la Beata o Beateta

Así se conoce a las cabalgatas en honor de la santa que tuvo que esperar doscientos años desde su muerte para ser beatificada en 1774 y casi dos siglos más para ser canonizada, en 1930.

Durante las celebraciones una niña elegida para encarnar la figura de Santa Catalina, la Beateta, sale en un carro junto con otros niños o "angelitos" que la acompañan. La siguen bandas de música y carrozas decoradas. El recorrido en Palma de Mallorca parte del Paseo de Mallorca con Jaime III y recorriendo lugares del centro urbano como la plaza de Joan Carles I, las Ramblas, la plaza de Weyler. El recorrido termina en la plaza de la Misericordia, donde todos, locales y residentes, se suman a la fiesta y al baile.

Nacida en 1531 en la citada localidad mallorquina, donde aún se puede ver su casa, ingresó en las Canonesas Regulares de San Agustín y vivió en el convento de Santa Magdalena. Sus visiones místicas la hicieron famosa y las puso por escoto en sus Cartes espirituals. Tras su fallecimiento, fue enterrada en un ataúd de cristal que se conserva en la iglesia del convento con el cuerpo incorrupto de la santa en su interior.

Foto | UH
En Diario del viajero | Más sobre Valldemossa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio