Compartir
Publicidad

Un paseo por "la cuna de la naranja" en Carcaixent, Valencia

Un paseo por "la cuna de la naranja" en Carcaixent, Valencia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fuente de vitaminas y de energía (sobre todo en zumo recién exprimido), la rica naranja es tan representativa de la Comunidad Valenciana y de España que hasta se convirtió en la mascota del Campeonato Mundial de Fúltbol en 1982. Pero no vamos a hablaros de Naranjito, sino de un enclave en el que esta fruta es protagonista: los campos de naranjos en Carcaixent, Valencia.

Las tierras de esta localidad están bordadas de naranjos que ofrecen su fruto durante varios meses al año. En la Ruta de la Naranja tendremos la oportunidad de conocer los árboles cargados de deliciosas frutas, o tal vez dejarnos embelesar por el dulce olor a azahar cuando los naranjos aún están en flor, como nevados de pétalos blancos.

Sea como sea, descubriremos de primera mano por qué Carcaixent es la cuna de los naranjos, cuál es el ciclo del árbol, las distintas variedades, cómo llega la fruta a nuestra mesa...

Se cuenta que allá por 1781, un párroco, un boticario y un escribano plantaron en la partida de "La Bassa del Rei" de Carcaixent el primer campo de naranjos. Como los terrenos eran de secano, tuvieron que perforar pozos, montando las antiguas norias según el modelo árabe.

Muy pronto los vecinos de Carcaixent comenzaron a plantar nuevos huertos y otros pueblos cercanos siguieron el ejemplo. Tanto fue así que, ya en el siglo XIX, se extendió por toda la costa del Mediterráneo.

Aunque anteriormente el cultivo de la naranja ya existía en varios lugares del antiguo Reino de Valencia, durante mucho tiempo no pasó de ser un árbol ornamental plantado en jardines y linderos de los campos. Su extensión en cultivo e importancia en la exportación llegaría pues a finales del XVIII gracias a "la cuna de la naranja", Carcaixent (a pesar de que muchos lugares se disputan el mérito).

Además de conocer la historia de los árboles frutales y recorrer los campos de naranjos, en esta ruta podremos conocer las maneras de preparar un rico postre con naranja, ¿tal vez un bizcocho o mermelada?

No nos resistiremos a llevarnos a casa este delicioso “souvenir” para recordar la ruta de la naranja de Carcaixent durante los días siguientes a la hora del almuerzo, la merienda o el postre… O tal vez lo probemos in situ para coger fuerzas e iniciar alguna otra ruta interesante en la localidad.

Foto | Kiko Alario Salom
Más información | Carcaixent
En Diario del viajero | La batalla de las naranjas en Ivrea, Italia, Visita a la Lonja de la seda en Valencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos