Publicidad

Adiós a las estufas de gas en las cafeterías de París

Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Una de las imágenes que más llamó mi atención de las fachadas parisinas la primera vez que visité la ciudad eran las estufas en las terrazas de las cafeterías, en las aceras. Hoy día se han generalizado en muchos lugares de España, incluso cuando sean sitios cálidos, y más con la ley antitabaco, pero por aquel entonces para mí era algo nuevo.

Esa imagen pronto pasará a la historia, al menos en lo que se refiere a estufas de gas, pues las autoridades han dado dos años de plazo a los dueños de bares y restaurantes para que eliminen de sus terrazas estas estufas.

A los propietarios no les ha hecho demasiada gracia porque consideran que son medidas contra los clientes, aunque ya sabemos cómo se las gasta el invierno en París, por lo que tendrán que buscar un sustituto para estas estufas de gas habilitadas en las terrazas para calentar a los clientes fumadores (o no) que consumen sentados en una mesa en la acera.

La prohibición es debida a las emisiones de las estufas de gas que contaminan el ambiente, pero las estufas eléctricas podrán seguir funcionando "a todo gas". Y seguro que no tardan en generalizarse, por mucho que pese a los propietarios hacer un desembolso importante.

Aunque como también tendrán que quitar los toldos protectores de las aceras, esos plásticos transparentes que hacen de parapeto contra las inclemencias, seguro que muchos clientes pasan a formar parte de los no fumadores que pueblan el interior de los locales para protegerse del viento o la lluvia.

Sin duda lo mejor de la nueva normativa es que se coloquen ceniceros suficientes para evitar esos suelos llenos de colillas.

La ley antitabaco no sólo ha hecho mella en España, muchos otros países se suman a los espacios cerrados sin humo. Más difícil es que los espacios abiertos estén sin humo, pero a este ritmo no me extrañaría que sea el siguiente paso.

De momento, los fumadores lo van a tener más difícil para echar un cigarrillo en las terrazas de París, sobre todo en invierno... Pero París seguirá siendo París, por mucho que echemos de menos ese café y ese cigarrillo junto a la estufa de gas mientras la lluvia tiñe de brillo gris todo tu alrededor.

Más información | El País En Diario del viajero | Boicot a la ley antitabaco, Cigarrillo electrónico para fumar en los aviones, Nueva York: prohibirán fumar en sus espacios públicos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios