Compartir
Publicidad

Cigarrillo electrónico para fumar en los aviones

Cigarrillo electrónico para fumar en los aviones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La prohibición de fumar a bordo de un vuelo puede ser una tortura para los adictos al tabaco. Los que no puedan aguantar unas horas sin machacarse los pulmones (y los del resto del pasaje) tienen ahora una posibilidad: el cigarrillo electrónico para fumar en los aviones.

Aunque parezca mentira, una empresa ha puesto esfuerzo y dinero para fabricar un aparato que simula ser un cigarrillo pero que, por no ser "técnicamente" un cigarrillo, puede esconderse en los pliegues de la reglamentación y burlarla.

El objeto en cuestión se llama SuperSmoker: parece un cigarrillo, se fuma como tal, pero no tiene lumbre, por lo tanto no "se quema". El humo que produce es vapor de agua y aunque se promociona como "indefenso", su contenido puede incluir nicotina. Según el fabricante no es nocivo para los acompañantes, eludiendo así el concepto de "fumador pasivo".

Como no tiene nada que "se queme", las leyes no le alcanzan. De todas formas, antes de encender uno de esos cigarrillos electrónicos (batería por medio), recomiendan solicitar autorización y, supongo, pelearse con el personal de a bordo explicándoles las diferencias con un cigarrillo normal.

En 1988, el Presidente Reagan firmó la ley americana en que todos los vuelos domésticos en Estados Unidos, de menos de 2 horas de duración, debían ser no fumadores. En ese mismo año, algunas compañías aéreas dieron un paso más adelante y declararon smokefree a todos sus vuelos : Northwest fue la primera y se sumó Air Canada para todas sus rutas nacionales e internacionales.

A partir de allí las compañías aéreas fueron sumándose a la tendencia: British Airways prohibió fumar en sus vuelos domésticos (1989), Delta, TWA, United y American convierten todas sus rutas en libres de humo en 1997. Un año después British amplía la prohibición a todas sus rutas mundiales, junto con Air France, Virgin, Lufthansa, Aer Lingus, Finnair, Icelandair y Scandinavian Airlines.

La ley española 28/2005 conocida como ley "antitabaco" establece en su artículo 7, punto q, que está expresamente prohibido fumar en las "aeronaves con origen y destino en territorio nacional y en todos los vuelos de compañías aéreas españolas, incluidos aquellos compartidos con vuelos de compañías extranjeras."

Nota : Por estrica decisión personal he decidido no incluir ninguna fotografía del "cigarrillo" en cuestión.

Más info | SuperSmoker Diario del Viajero | Restricciones europeas al tabaco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos