Compartir
Publicidad
Publicidad

Camino de Nidaros: Peregrinación de San Olav en Noruega

Camino de Nidaros: Peregrinación de San Olav en Noruega
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Camino de Nidaros cuenta con un recorrido de 640 kilómetros desde Oslo hasta Nidaros, en Trondheim. Allí sellaremos la credencial que confirma que hemos realizado la peregrinación de San Olav.

La tradición marca como comienzo del camino las ruinas de Mariakirken en Middelalderparken, Oslo, es una tradición muy seguida por todos senderistas, y desde dicho punto se puede seguir por el camino del oeste o del este hacia el norte, vía Oslo Bispegård.

Finalizaremos este emblemático peregrinaje en la Catedral de Nidaros, donde se reconocerá nuestro esfuerzo con el sello de la credencial anteriormente señalada. Este camino se convierte en una alternativa exótica a nuestro querido Camino de Santiago.

La ruta atraviesa áreas montañosas, angostos valles, bosques frondosos, permitiendonos descubrir a nuestro paso las iglesias de madera y monumentos culturales más significativos en la historia de Noruega.

Tuvo gran importancia simbólica para el cristianismo y Nidaros se convirtió en uno de los lugares de peregrinación más concurridos del norte de Europa. En la catedral descansan los restos incorruptos del rey Olaf Haraldsson, venerado como mártir y santo cristiano.

Se cuenta que la peregrinación se realizaba para expiar los pecados o para encontrar alivio y curación a enfermedades.

Como en todo tipo de peregrinaje que se precie, es recomendable llevar un equipaje ligero, calzado cómodo preparado para terrenos montañosos y como mínimo una chaqueta impermeable.

La Asociación Noruega de Senderismo ofrece alojamiento, información sobre pistas de esquí en el camino, además de mantener el cuidado de una de las mayores redes de senderos señalizados en toda Noruega.

La inmensidad de la naturaleza vírgen de estas regiones y la tranquilidad absoluta, hacen de este camino una ruta muy valorada por todos los amantes del senderismo.

A las auroras boreales, paisajes vírgenes, glaciares y fiordos de 1000 metros de altura, ahora podremos añadir esta otra alternativa que nos permitirá adentrarnos en este país lleno de belleza natural.

Vía | Visit Nordway Imagen | Christian Haugen En Diario del Viajero | La carretera del Atlántico (Noruega): un viaje de ensueño En Diario del Viajero | La Roca del Púlpito, Noruega En Diario del Viajero | Patrimonio Mundial de Noruega

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio