Publicidad

Cinco opciones diferentes para alojarte en Noruega

Cinco opciones diferentes para alojarte en Noruega
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Noruega de por si ya es un destino diferente. En cualquier época del año llama a viajeros que amen la naturaleza, los espacios abiertos, los paisajes únicos. Como únicas son las opciones de alojamiento que pudimos encontrar en la oferta hotelera de Noruega.

Pensando organizar una próxima escapada para volver a Noruega, me puse a investigar un poco para salir de los hoteles "normales". Y no es porque sean malos, ya que los he probado en algún viaje anterior, y los hay de toda categoría y siempre con un servicio impecable. Pero buscaba algo "diferente", y encontré esto...

  • En Bergen se encontraba una de las cabeceras portuarias de la famosa Liga Hanseática desde finales de la Edad Media. Por aquí pasaron y zarparon comerciantes con todo tipo de bienes desde el siglo XIV y hasta mediados del XVI. El barrio histórico de Bryggen nos cuenta esa historia, y allí se encuentra el Hotel Hanseático, metido en el casco antiguo de la ciudad que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

    Alojarte allí es volver a aquella época, por su decoración, su entorno y la belleza de este edifico de madera que continúa desde entonces alojando a "forasteros" como lo hiciera con aquellos comerciantes holandeses y noruegos.

  • Canvashotel018 1030x690

  • ¿Sabes qué es el gampling? Es un camping con glamur. Instalaciones para "acampar" con todas las comodidades de un resort de lujo. Es un nuevo concepto que ya encuentra ejemplos en varios países y también en Noruega. El Canvas Hotel en Telemark cuenta con 10 "tiendas" que en realidad se parecen mas a las yurtas mongoles. Por fuera estas grandes tiendas parecen rústicas, por dentro la cosa cambia.

    Tienen suelos de madera, camas amplias y cómodas con finas sábanas y bañeras al aire libre para disfrutar durante el verano o, también, durante el invierno para los mas atrevidos y menos frioleros.

  • Las Islas Lofoten son un lugar de ensueño. Las tengo en mi lista de pendientes para un próximo viaje a Noruega, y tal vez por ello me llamó la atención esta propuesta de alojamiento "diferente": cabañas de pescadores.

    Contruidas en su momento para los pescadores que llegaban a las islas a aprovechar la temporada de pesca, con su característico color rojo, hoy son muy populares como alojamiento especialmente por los propios noruegos. Estas cabañas se llaman rorbu y puedes ubicarlas en distintas ciudades y pueblos junto al mar.

  • Tromsø es uno de los mejores lugares para observar auroras boreales. Una razón por demás suficiente para trasladarte a esas latitudes. Sin embargo, hay otra que al menos a los curiosos como la que suscribe, nos llaman a conocer: el Vulkana.

    Se trata de un velero de pesca convertido en hotel que durante el día recorre la costa con el mejor de los servicios (cuanta con un spa en su interior, terrazas, un salón zen, un jacuzzi en cubierta y gastronomía típica noruega).

    Podemos usarlo también para acercarnos a los puntos de la región donde realizar actividades de turismo activo como caminata sobre la nieve con raquetas, moto esquí o simplemente quedarnos boquiabiertos con los paisajes.

    Por la noche, atracado en puerto o desde el mar, tendremos las auroras para nosotros desde un punto de observación privilegiado.

  • Y ya que nos hemos embarcado, nos vamos mas al Norte aún. Hasta la tierra de los osos polares en las islas Svalbard para transportarnos y dormir en el barco Noorderlicht.

    Es el único barco del mundo que pasa la temporada de invierno en el hielo del Fiordo Tempelfjorden de las islas. Tierra salvaje y experiencia única, sin dudas. Un "crucero atípico" porque llega al confín de la tierra habitada mas cercana al Polo Norte.

  • Mas info | Visit Norway
    En Diario del viajero | Mas hoteles curiosos

    Temas

    Publicidad

    Comentarios cerrados

    Publicidad

    Publicidad

    Inicio
    Compartir