Publicidad

Comprar calcetines en la tienda donde se viste el Papa de Roma

Comprar calcetines en la tienda donde se viste el Papa de Roma
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

La última vez que estuve en Roma, tuve la suerte de ser asesorado por una buena amiga, que lleva no sé cuántos años como corresponsal para un periódico español, por lo que me recomendó muchos sitios para visitar, para comer y curiosidades divertidas como por ejemplo, la de comprar calcetines en la tienda que viste al Papa de Roma.

¿Calcetines? ¿Por qué calcetines? pregunté yo. Hombre, Pakus, --me dijo mi amiga-- también puedes comprar una casulla, una sotana o una mitra de cardenal, porque en Gammarelli solo venden ropa eclesiástica. Pero los calcetines son de hilo de Escocia, y son fantásticos. Yo que tú, lo que compraría serían calcetines.

Ante tales argumentos, solo podía hacer una cosa, y era intentar localizar la sastrería Gammarelli e intentar comprar los calcetines de marras. Resulta que la sastrería eclesiástica Gammarelli, lleva 200 años siendo la tienda que viste al papa de Roma y a toda la curia romana.

Desde 1798, la familia Gammarelli ha marcado un nivel de calidad y buen hacer en su trabajo que le ha permitido ser la tienda o boutique papal que lleva vistiendo a la curia generación tras generación.

Comprando calcetines en la boutique papal

Una vez localizada la tienda o Sastrería eclesiástica Gammarelli, que está en la Vía de Santa Clara número 34, venía la segunda parte, que era atreverse a entrar a comprar en una tienda en la que todos los clientes son sacerdotes, por no hablar de la dificultad de intentar entenderme en mi mal italiano hablando de calcetines de hilo.

Buongiorno, Voglio comprare calzini

La escena era de lo más divertido. En la tienda, dos sacerdotes estaban probándose ropa. El primero se colocó una casulla sobre la sotana, haciendo poses ante un espejo para ver cómo le sentaba. El otro se probaba el solideo, un gorro tipo la kipá judía que llevan también los sacerdotes. Yo insistí.

calcetines púrpura obispo gammarelli
Buongiorno, Voglio comprare calzini

El dependiente me entendió, claro, y me indicó que si los prefería largos (hasta la rodilla) o cortos, a media pierna. Después me explicó que los tenían en tres colores. Negro, de sacerdote, púrpura, de obispo o Rojo para los cardenales.

Evidentemente, dije sin titubear. Voglio calzini rossi, de color rosso cardenalizio. Al cabo de unos minutos, el dependiente me trajo unos fantásticos calcetines elaborados de hilo de Escocia, de gran calidad, con la goma elaborada con un tejido especial que no aprieta ni marca señal en la pierna.

Tras valorar la situación, finalmente me compré los calcetines rojos de largo a media pierna, que estaban a un precio de aproximadamente 16 euros y decidí estrenarlos en la siguiente Nochevieja, por aquello de usar una prenda roja.

Curiosamente, tan buenos son aquellos calcetines que compré en la sastrería Gammarelli que hoy, --algunos años después--, todavía están en perfecto estado como podéis ver en el fotomontaje que tenéis dos párrafos más abajo.

Además, siempre que me los pongo, recuerdo a aquellos dos sacerdotes probándose ropa eclesiástica mientras que yo, un viajero curioso preguntaba por unos calcetines y acababa comprándolos.

Si os apetece tener los mismos calcetines que usa el Papa Francisco, si queréis tener ocasión de sentir la calidad de estas medias en los tres colores que se venden, podéis dirigiros a la Sastrería Gammarelli cuando vayáis por Roma.

calcetines rojos gammarelli

Si no tenéis previsto el viaje, --en el que de paso disfrutaríais con la visión de los cajones de madera de la tienda en los que los sastres guardan botonaduras, ropa interior y otros productos, también podéis encargar los calcetines en la tienda on line Mes chaussettes rouges, donde se venden al precio de 20 euros el par de calcetines altos hasta la rodilla.

Sastrería Gammarelli Via Santa Chiara, 34, 00030 Roma, Italia Calcetines rojos, 20 euros

Imagenes | Pakus en Flickr Tienda on line | Mes Chaussettes rouges En Diario del Viajero | Un paseo por Harlem, Nueva York En Diario del Viajero | La experiencia de visitar Nápoles

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir