Publicidad

Danzas tradicionales rumanas para celebrar el invierno y fin de año

Danzas tradicionales rumanas para celebrar el invierno y fin de año
Sin comentarios

Publicidad

La mayoría de los rumanos son cristianos ortodoxos, aunque existen también católicos del rito bizantino, luteranos, protestantes, armenios y musulmanes. Por ellos las costumbres y las creencias del invierno de los rumanos son variadas, y lo que conocemos por "Navidad" se celebra con fiestas de muy distinta índole.

Para celebrar el solsticio por toda Rumania tienen lugar fiestas de máscaras en las que la gente se disfraza de animal y danza. En las aldeas de Maramures principalmente se disfrazan de animales que en el folklore han tenido un papel mágico, como la cabra (capra) o el oso (ursul), el ciervo, los caballos.

Los hombres forman cortejos ataviados con máscaras y pieles de animales y recorren los principales caminos de las aldeas con música, mientras bailan. En muchas ocasiones se representa también la muerte del invierno o del año viejo intentando asustarlo, arrastrándolo o golpeándolo simbólicamente o simplemente a través de danzas y cénticos mágicos.

En las danzas de animales, cabra y oso pueden ir separados, juntos, o rodeados de otras especies de animales o disfraces diferentes, acompañados por trajes populares de la zona donde se desarrollen. Un espectáculo interesante y que nos transporta a rituales precristianos muy teatrales y vistosos.

Las celebraciones más familiares y hogareñas en Rumanía pasan, como en otros muchos lugares, por la preparación de las comidas típicas de estas fechas y la compañía de amigos y familia. Seguro que esta noche, como en muchas de nuestras casas, se disfruta de una buena cena en grupo.

Más información | Un vallekano en Rumanía, Amadeus Foto | bortescristian en Flickr En Diario del viajero | Las uvas, las bragas rojas y otros rituales del mundo, Las maletas en los ritos de fin de año, Recibiendo los años nuevos del mundo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir