Compartir
Publicidad

De la nube volcánica, a los tiburones de Irlanda

De la nube volcánica, a los tiburones de Irlanda
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Tomados como datos individuales, podríamos pensar que no hay relación entre la presencia de la nube volcánica proveniente de Islandia, y la población de tiburones de Irlanda.

Cada primavera, en las aguas atlánticas ubicadas frente a la costa norte de Irlanda, cercana a Donegal, se percibe un incremento en la cantidad de tiburones. En esta zona vive una especie muy particular: el tiburón peregrino.

Un animalito que puede alcanzar los 10 metros de longitud, que se mueve lento y no teme acercarse a los humanos, y que es el segundo pez más grande del mundo.

Como decíamos, cada año en esta época se ve gran cantidad de estos escualos atraídos por el incremento, a su vez, de fitoplancton en las aguas del Atlántico norte.

Y es aquí donde puede surgir cierta relación entre el volcán y los tiburones.

El fitoplancton necesita nutrientes en el agua para reproducirse, y frente a un aumento de esos nutrientes, tiende a multiplicarse rápidamente. Uno de esos nutrientes es el hierro, presente en grandes cantidades en la ceniza volcánica que está tiñendo los cielos europeos desde hace semanas y que se precipita al mar a su paso por las islas británicas.

Hay quienes sostienen que los tiburones se presentan en cantidad cada año en la misma época, sin que tenga relación ninguna con el díscolo volcán islandés.

Otros, sin embargo, apuntan que este año, hay más tiburones que nunca. Por las dudas, si tienes pensado pasarte por las playas de Donegal estos días, mira bien a tu alrededor buscando en el agua una sombra grande que se aproxime lentamente hacia ti.

Foto | Morning Ireland
En Diario del Viajero | Los mejores destinos para contemplar volcanes
En Diario del Viajero | Los mejores acuarios del mundo: la ruta del tiburón

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos