Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Oporto: el Centro Portugués de Fotografía

Descubriendo Oporto: el Centro Portugués de Fotografía
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Centro Portugués de Fotografía - Oporto

Hace unos días os hablábamos de la Torre dos Clérigos, y ya que estamos en este punto de la ciudad vamos a hacer una visita junto a ella a uno de esos lugares inesperados, no planificados, que te sorprenden y te alegras de haber conocido. La lluvia hace que nos fijemos en nuestras guías un poco más y descubramos que estamos junto al Centro Portugués de Fotografía en Oporto.

Buen lugar para refugiarse de la lluvia, y para disfrutar de una valiosa colección y un edificio histórico. Este Museo de acceso gratuito está ubicado en el edificio de la antigua Prisión de la Relación (Cadeia da Relação) y creo que ofrece una visita interesante para cualquier aficionado a la fotografía. Los profesionales de este arte sin duda apreciarán cada detalle con entusiasmo.

Creado en 1997 por el Ministerio de la Cultura, el Centro es actualmente tutelado por la Dirección-General de Archivos portuguesa. Sus objetivos son promocionar y dar valor al patrimonio fotográfico, que incluye el tratamiento archivístico y la gestión de la Colección Nacional de Fotografía.

Junto a la colección permanente, el Centro Portugués de Fotografía de Oporto mantiene un programa anual de muestras temporales, como la dedicada al fotógrafo João Silva y su trabajo en Afganistán, que pude oportunidad de contemplar en mi visita hace pocos meses.

Cámaras espía

La muestra permanente del Museo abarca una curiosa y valiosa colección de aparatos fotográficos, fotografías de distintas épocas (anónimas o de autores conocidos), una biblioteca especializada con servicios de consulta y reproducción, una tienda y un servicio gratuito de visitas guiadas al edificio (con reserva previa).

Lo que más me gustó fue la muestra de cámaras fotográficas antiguas y la dedicada a cámaras espía, esas cámaras camufladas en los más insólitos objetos que ayudaban a la tarea del espionaje, algo que parece de otra época pero que seguro que sigue en marcha con pequeños objetivos ocultos en cualquier sitio.

Minicámaras, otras escondidas en latas de refresco, en paquetes de tabaco, libros, relojes, mecheros… Entonces te das cuenta de que la ficción que ves en las películas muchas veces no es tal ficción.

También hay una nostálgica muestra de carteles de publicidad de las grandes marcas, como Kodak, que hoy van dejando paso a otras debido al abandono del carrete.

En fin, un interesante recorrido por la historia de la fotografía, sin descuidar aspectos técnicos, curiosidades, nombres propios de la fotografía...

Centro Nacional Portugués de Fotografía

Fotos entre rejas: historia de una antigua cárcel

Pero si las distintas exposiciones van despertando nuestro interés, no será menos el continente, esas paredes que no hace tanto tuvieron otro fin. El grandioso edificio no puede ocultar su origen carcelario, con ese estilo sobrio de gruesos muros y puertas y ventanas atrapadas en grandes rejas.

Situándonos en el diminuto patio central donde se supone que "paseaban" al aire libre los presos, mirando hacia arriba la suma de sus cuatro plantas impresiona e imaginamos los chirridos de las rejas y golpes de candado al cerrarse. Los presos se distribuían en plantas según las características del delito cometido.

La cárcel da Relação comenzó a ser construida en 1767 y llevó 30 años su finalización. Fue un proyecto del mismo arquitecto de buena parte de la Lisboa pombalina, Eugénio dos Santos e Carvalho. Funcionó como cárcel hasta 1974, aunque no sin ir deteriorándose antes debido a que no obtuvo las necesarias reformas a lo largo del tiempo, ni su aclimatación a las normas penitenciarias del XIX.

El lugar donde se levanta el edificio, el antiguo Campo do Olivar sobre una colina, era ideal para la vigilancia militar de cualquier movimiento extraño.

La cuidada rehabilitación a partir de 1987 ha logrado hacer que el paseo de sala en sala sea muy agradable, y que nos fijemos en esos detalles de la antigua prisión. Además, en una sala se exponen fotografías históricas tanto del edificio como de sus forzados huéspedes.

El Centro Portugués de Fotografía se encuentra en Oporto, en el Campo dos Mártires da Pátria, junto a la iglesia y torre dos Clérigos. El horario es de martes a viernes de 10 a 12’30 y de 15 a 18 horas; fines de semana y festivos de 15 a 19 horas. La entrada es gratuita, y se trata de un recorrido que sin duda merece la pena.

Sitio Oficial | CPF Más información | Porto Turismo Fotos | Eva Paris en Diario del viajero En Diario del viajero | Descubriendo Oporto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio