Publicidad

El Panteón de Roma podría haber sido un enorme reloj solar

El Panteón de Roma podría haber sido un enorme reloj solar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El impresionante edificio del Panteón en Roma no deja indiferente a nadie. Es una de las visitas imprescindibles en tu primer viaje a la capital italiana, y seguramente volverás en las siguientes. Porque hay algo en su figura circular, en su majestuosidad y lo inesperado de su interior vacío, que llama a internarse en él y dejar pasar el tiempo reparando en los detalles.

Además, es una de las visitas gratuitas que podemos hacer en Roma por lo que el "espectáculo" no te costará ni un euro. Entrar e intentar descifrar sus incógnitas y curiosidades. Una de ellas es el uso verdadero que se le dió en us momento. Dicen, que el Panteón romano podría haber sido utilizado como enorme reloj solar.

Mas de 2.000 años en pie, el Panteón de Agrippa guarda en secreto el auténtico objeto de construir este curioso edificio de planta circular. Las únicas menciones antiguas al edificio las encontramos en citas de Plinio el Viejo hablando del templo original sobre el que se construyó el que conocemos.

Apenas entrar ya veremos una de sus características peculiares: la luz solar entra únicamente a través del oculus, una abertura circular de 8,3 metros de diámetro situada en el centro de la cúpula semiesférica. Esa disposición debe tener un significado especial.

Dos investigadores, el italiano Giulio Magli del Politécnico de Milán, y el neozelandés Robert Hannah de la Universidad de Otago proponen que el Panteón pudo haber sido diseñado en función de ciertas orientaciones astronómicas que sirvieran para dotarlo de un significado religioso que reafirmara el poder divino del emperador. Y llegaron a esa idea estudiando el comportamiento de esa luz que llega a través del oculus a lo largo del año.

4752301729 8b9d104a1d B

Durante los meses de invierno, la luz del sol del mediodía realiza una trayectoria que va iluminando la parte interior de la cúpula. En verano, por el contrario, y con el sol en lo más alto, la luz impacta en los muros inferiores y el suelo.

Coincidiendo con los equinoccios, la luz del sol que penetra a través del óculo al mediodía incide directamente en un punto exacto sobre la puerta de entrada del recinto, atravesándola e iluminando el atrio de entrada.

Estos investigadores de la Historia, concluyeron que el Panteón podía haber sido empleado como “reloj solar” gigante, imitando a los que existían en la época de su construcción (aunque en escala mucho menor). Estos ingenios permitían señalar las distintas épocas del año. Y en el desarrollo de esta idea van mas allá: que este edificio romano no habría sido simplemente un reloj solar de dimensiones colosales, si no que habría jugado un importante papel religioso vinculado con la imagen divinizada del emperador.

" Durante el equinoccio de primavera y con el sol del mediodía a unos 48º, el haz de luz que atraviesa por el óculo ilumina justo el punto de unión entre los muros y el arranque de la cúpula, aunque parte de la luz incide justo sobre la puerta de entrada (en el lado norte), iluminando el atrio de columnas. Al acudir el emperador al Panteón ese día al mediodía, “habría sido iluminado como si se utilizaran las luces de un estudio de cine”. Una magnífica puesta en escena para simbolizar la relación del emperador con el sol y una afirmación de su poder divino.

Algo muy similar se habría registrado durante las visitas del emperador al templo cada 21 de abril cuando la tradición celebraba la fundación de Roma. En esa fecha la luz cae justo en la puerta de acceso al Panteón, un símbolo de que el emperador era invitado pro el sol para entrar en el edificio.

No sería el primer edificio dedicado a servir como reloj solar y con un marcado simbolismo. El llamado Reloj Solar de Augusto era una gran plaza circular cercana al Ara Pacis que cumplió funciones similares.

Fotos | fortherock,John Yavuz Can
En Diario del viajero | Mausoleos a visitar (I)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir