Publicidad

El primer Museo de Arte Fluorescente

El primer Museo de Arte Fluorescente
2 comentarios

Publicidad

Imagínate un cuarto íntegramente a oscuras, donde lo único que puedes ver es una enorme obra de arte hecha con luz fluorescente. O una instalación que ocupe paredes y techo realizada con pintura que brille en la oscuridad. O... todo aquello que la imaginación de ahombre pueda hacer con elementos fluorescentes.

¿Dónde? En Ámsterdam, por su puesto. Una ciudad donde todo es posible, donde todas las formas de arte tienen su gran o pequeño espacio y puedes acercarte a las tendencias mas llamativas, alocada, interesantes o indescifrables. Una ciudad que te mantiene siempre ocupado gracias a una lista sinfín de atractivos turísticos.

El Museo de Arte Fluorescente está en pleno corazón de la ciudad, muy cerca de uno de los lugares irónicos de Ámsterdam que cada año llama a miles y miles de visitantes: la Casa de Ana Frank.

En su colección encontrarás desde rocas que cobran vida propia en un arcoiris de colores al ser iluminadas con una luz infrarroja, hasta obras de arte hechas con minerales o con pintura y que sólo son "atractivas" cuando brillan en la oscuridad.

Una curiosidad mas para lo buscadores de "arte diferente" y un lugar mas para poner en nuestra lista de visitas para el próximo viaje a Ámsterdam.

Sitio web | Electric Lady Land
En Diario del viajero | Una bahía de aguas fluorescentes den Puerto Rico
En Diario del viajero | Surfeando olas fluorescentes en California

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios