Compartir
Publicidad
Escapada a Estocolmo: lo básico y lo mas trendy
Europa

Escapada a Estocolmo: lo básico y lo mas trendy

Publicidad
Publicidad

Estocolmo es una ciudad ideal para una escapada. Tanto sea en familia como con amigos o con tu pareja, la capital sueca se muestra abierta a los visitantes y con una estructura de ciudad que regala muchas hermosas vistas y ambientes diferentes.

Una ciudad que parece inalterable, Estocolmo se presenta con sus edificios elegantes, sus reflejos sobre el agua, sus puentes y la sonrisa de su gente. Sin embargo, mucho pasa allí y es bueno actualizar nuestros consejos para una escapada a Estocolmo, contando con lo básico y también con lo mas de moda.

Desde Diario del Viajero hemos viajado muchas veces a Estocolmo, y la hemos visto desde distintos prismas. Si bien todo Suecia tienen un especial cuidado con los mas pequeños de la casa, Estocolmo destaca por las oportunidades para viajar con niños.

En este aspecto debemos redorar nuestra sugerencia de visitar el mundo mágico de Junibacken, con la figura de Pipi, duendes y demás que harán pasar un buen rato a los mas chiquititos. Especialmente indicado para menores de 5 años, con un trenecito que recorrer paisajes y escenas de cuentos.

Img 2466 Muchos museos y atracciones se encuentran en Djurgarden

Está ubicado en Djurgarden, una isla verde que sirve de pulmón a la gran ciudad y que además concentra muchos de los lugares que recomendamos visitar en esta escapada.

Allí encontraremos el magnífico Museo Vasa donde se expone el barco "imposible" que fuera construido para el Rey Gustavo II en 1620 y que sólo navegara 1 kilómetro y poco mas, antes de hundirse en el Báltico bajo el peso de su enorme estructura. Una estructura bellísima, eso sí, y el único barco del siglo XVII que ha sobrevivido hasta nuestros días con más del 98 % de su estructura original y sus cientos de esculturas talladas. El Vasa vivió sumergido 333 años hasta que fue descubierto y reflotado a mediados del siglo XX. Hoy es uno de los museos mas visitados del mundo. Y con razón.

En la misma zona encontramos también el curioso Museo del Licor, dedicado a los distintos destilados alcohólicos que consume el hombre desde el inicio de su historia. La colección es variopinta pero su sistema de exposición te ayuda a comprender tanto los procesos de producción o la historia de las bebidas, como las sensaciones que evoca (y hasta que provocan). Muy iteraste la exposición sobre la cerveza con cientos de detalles y variantes que harán parase un buen rato a los amantes de "la rubia" (o "la morena").

Img 2537 Museo ABBA

Una de las estrellas de este sector de la ciudad es, sin dudas, el Museo ABBA. Un refugio de la músicos y el estilo de los años 70 preparado para recordar la obra del cuarteto, así como revivir toda una época. Es, ademas, la oportunidad para conocer mas de la música sueca aunque, no podemos negarlo, el gran atractivo es dejarse arrastrar por los compases de "Dancing Queen" o "Waterloo".

Por supuesto seguimos aconsejando la visita a estos diez lugares que no te puedes perder de Estocolmo, si bien lamentablemente en la actualidad la ciudad se ha quedado sin la oportunidad de verla desde un mirador/elevador ante el cierre de las visitas al Katarinahissen que sugeríamos, y que el Museo Nacional está cerrado por reformas (como oportunamente comentáramos).

Img 2278 Gamla Stan: Plaza Stortorget

Lo mas cool a Estocolmo

La monumentalidad de la ciudad no debe hacerte olvidar vivir esos pequeños rincones que la hacen tan amigable. Caminar por la zona antigua de Gamla Stan, la isla donde comenzó todo es una excusa para sentarte en una de sus terrazas para disfrutar de un fika con un delicioso bollo de canela o cardamomo. O una cena tradicional en alguno de los restaurantes que llevan varios siglos atendiendo a sus comensales, como el Gyldenefreden.

Si buscas la cara mas moderna, debes acercarte al centro moderno en Norrmalm cerca de la Casa de la Cultura. Los edificios y centros comerciales mas modernos están llenos de tiendas, bares y restaurantes.

Img 2299 Gamla Stan

Hacia el oeste un sector de la ciudad está creciendo en el favor de los jóvenes y las nuevas ofertas gastronómicas: el barrio de Hornstull. Hasta hace una década un barrio humilde y problemático, ha sabido cambiar su fisonomía y hoy encontramos aquí centros comerciales a escala humana, amplios caminos junto al mar y restaurantes donde la fusión de sabores suecos y mediterráneos (en el Tjoget, por ejemplo) son la tendencia.

Y si tu visión es mas de vanguardia, debes encaminarte hacia el este de esa misma zona, con destino a Fotografiska, un centro cultural basado en la fotografía pero donde ademas tendrás unas vistas imperdibles del corazón de Estocolmo.

Img 3203 Típica tienda ecológica en el SOFO

Desde allí mismo, puedes internarte en el barrio trendy por excelencia: el SOFO (al sur de Folkungagatan). Pequeñas tiendas de diseño o que ofrecen una colección diversas de objetos, tiendas de ropa ecológica, o de segunda mano, bares y restaurantes de productos ecológicos, plazas donde se asolea lo mas hipster de la ciudad.

Img 2678

Y como último consejo, tómate tu tiempo para subirte a un barco y navegar por el archipiélago de Estocolmo un buen rato. El viaje valdrá la pena y te regalará vistas inolvidables y muchas opciones. Entre ellas la de visitar un restaurante y ahumadero de salmón, el tradicional Rokeriet con una terraza donde probar unas gambas ahumadas mientras te sobrevuelan las gaviotas.

Y un poco mas allá, internándote en el archipiélago, descubrir Artipelag, un centro de arte multifacético que te asombrará con las propuestas mas innovadoras.

Como ves, Estocolmo es mucho mas que "lo tradicional". Está en permanente crecimiento y se muestra ideal para los amantes del citybreak o las escapadas urbanas.

Fotos | María Victoria Rodríguez
En Diario del viajero | Skansen, un museo al aire libre en Estocolmo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio