Compartir
Publicidad

Ferdinandea, una isla para visitar en el 2020

Ferdinandea, una isla para visitar en el 2020
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es que pequemos de extremadamente previsores. Es que se supone que recién podremos ver a Ferdinandea para el año 2020.

¿Cómo? Expliquémonos. A poco más de 30 kilómetros al sur de Sicilia se encuentra la isla volcánica de Ferdinandea cuya superficie está ocupada íntegramente por el volcán Empédocles descubierto en junio del 2006 y que mide unos 400 m de alto, 30 km de largo y 25 de ancho.

Es el mayor volcán de Italia y su boca se encuentra actualmente a 6 metros bajo el nivel del mar. Sí, Ferdinandea es una isla sumergida.

En su larga historia, Ferdinandea se ha visto elevada y sumergida en varias oportunidades siguiendo los vaivenes anímicos de su volcán. Las distintas erupciones del mismo la han llevado a brillar en el corazón del Mediterráneo o a desaparecer bajo sus aguas.

Hay registros que ubican a la isla en la superficie en la época de la Primera Guerra Púnica (264 y 241 a. C.) y por lo visto también en el siglo XVII y XIX. En julio de 1831 las erupciones hicieron que el volcán se elevase hasta 65 metros sobre el nivel del mar, creando una isla de 4 km².

Gran Bretaña con derechos sobre Malta, colocó allí su bandera el 2 de agosto y reivindicó la soberanía llamándola " Isla Graham “. Y entonces se armó la disputa. El Rey de las dos Sicilias (Fernando II de Borbón) la reclamó como propia bautizándola "Ferdinandea" (humilde el señor ) y en septiembre Francia se une plantando su bandera en la ahora isla "Julia".

Para diciembre, una vez que terminó la actividad sísmica iniciada con la erupción 6 meses antes, no quedaba ni rastro de la isla. Y con ella se fueron las tensiones políticas, claro.

Para 1925, la boca del volcán se ubicaba a 25 metros bajo el nivel del mar pero su movimiento no se detuvo: en 1999 se encontraba a sólo 8 metros. A partir del 2002 se reinicia la actividad sismica en la zona llegando a estar a sólo 5 metros de profundidad.

En este momento, sin actividad de relevancia, la boca está a un tiro de piedra: sólo 6 metros desde la superficie. Los científicos calculan que de iniciarse actividad volcánica en el Empédocles como cíclicamente se registra, tal vez para el año 2020 podríamos tener nuevamente a Ferdinandea sobre la superficie.

En el 1831 los escasos 6 meses de vida de Ferdinandea dieron tiempo para conflictos de soberanía y para la visita de algún autor de la época como Walter Scott. Si volviera a aparecer en el 2020 (o por ahi), ¿veríamos cruceros y resorts apurándose por ganar su trozo de negocio antes que vuelva a hundirse?

Imagen | Geology.com Diario del Viajero | Sicilia Diario del Viajero | Volcán

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos