Compartir
Publicidad

Gränna, la cuna de los caramelos de menta suecos polkagris

Gränna, la cuna de los caramelos de menta suecos polkagris
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gränna (Suecia) es una pequeña localidad situada a 35 kilómetros al norte de Jönköping en la región sueca de Småland. Gränna no es una gran ciudad, pero es conocida mundialmente debido a sus dulces, concretamente por los polkagris, unos bastancitos de caramelo con sabor a menta y decorados con espirales de color rojo y blanco. Gränna no ofrece solo dulces a sus visitantes, sino muchas otras cosas más.

Gränna

Granna

Gränna fue fundada en el año 1652 y está situada a los pies de una montaña que recibe el mismo nombre. Aunque Gränna debe su fama a los caramelos polkagris, también tiene muchos otros atractivos. La ciudad se caracteriza por sus calles empinadas y por su antiguas (y bonitas) casas de madera. Si vas a Gränna no dejes de visitar el Museo de Grenna donde podrás conocer la historia de Salomon August Andrée, un viajero local que murió cuando intentaba alcanzar el polo norte en globo.

Los caramelos polkagris

 Los Caramelos Polkagris

Las bastones de caramelos son polkagris son mundialmente conocidos y en Gränna tiene una posición destacada. Allí podrás visitar varios artesanos y conocer de primera mano su proceso de fabricación. Los polkagris son unos bastoncitos de caramelo con sabor a menta y decorados con espirales de color rojo y blanco, muy típicos en Navidad. Además, de visitar diferentes artesanos, incluso podrás elaborar tu propio caramelo aunque no es nada fácil. Los ingredientes principales de los polkagris son agua, azúcar y vinagre. Por supuesto, los bastones de caramelos se pueden adquirir en tiendas y en los talleres de los propios artesanos.

Polkagris Granna

Los polkagris fueron inventados en el año 1859 por Amalia Eriksson, una viuda pobre que necesitaba mantener a su familia, por lo que abrió una panadería donde hacía dulces y caramelos de menta. Amalia Eriksson mantuvo la receta en secreto toda su vida.

La isla de Visingsö

La Isla De Visingso

Cerca de Gränna se encuentra la isla de Visingsö. Para llegar a la isla debes coger un ferry en Gränna. Cuenta la leyenda que la isla nació cuando el gigante Vist lanzó un trozo de tierra al lago Vättern para que su mujer tuviera un lugar donde pisar. Actualmente encontrarás en la isla restos de la Edda de Piedra. También podrás descubrir lugares históricos, pasajes naturales y exposiciones de arte. Lo mejor es alquilar una bici en el puerto, comprar comida en alguna cabaña de pescaderos y pedalear hacia el sur de la isla a través de sus bosques. Otra opción para dar una vuelta por la isla es en remmalag, un carro tirado por cabello que ha servido como transporte para personas desde hace más de 100 años. Otros lugares de interes son las ruinas del castillo de Näs y las tiendas de agroturismo de la isla.

Por último, os recomendamos visitar el lago Vättern, el segundo más grande de Suecia. Si prefieres conocer una ciudad más animado puedes ir hasta Jönköping, una ciudad moderna y llena de restaurantes.

Fotos | Facebook @grennapolkagriskokeri, Balazs Szanto, Franklin Heijnen, Jonas Löwgren
Vía | Visit Sweden
En Diario del Viajero | Abre en Suecia el primer hotel permanente de hielo
En Diario del Viajero | Suecia es el país con mejor reputación del mundo en 2016

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos