Compartir
Publicidad
Publicidad

La avenida Damrak y la Bolsa (Ámsterdam)

La avenida Damrak y la Bolsa (Ámsterdam)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La avenida Damrak será probablemente nuestro primer contacto con Ámsterdam si llegamos a la Central Station. Es la calle que une la Estación Central con la Plaza de Dam, una calle recorrida a todas horas por una multitud de viandantes, ciclistas y tranvías.

Damrak era un antiguo puerto interior, y aún se observan los antiguos almacenes al principio del mismo, a mano izquierda. Nos recorre una sensación algo caótica al aterrizar en esta calle repleta de tiendas de souvenirs, de bares, y de algún que otro museo, como uno de los espacios de Ámsterdam dedicados al sexo, el Sexmuseum.

En Damrak también podemos pararnos a contemplar algún edificio interesante, como el más destacado, la Bolsa (Beurs), un palacio monumental obra del arquitecto Hendrik Petrus Berlage, levantado entre los siglos XIX y XX y que se considera la mejor muestra de la arquitectura de la ciudad.

El interior de la Bolsa también es espectacular, decorado por distintos artistas holandeses de la época, aunque para verlo, o para subir a su torre hay que pagar entrada. Actualmente la Beurs van Berlage acoge conciertos y exposiciones.

Desde que la Bolsa de Ámsterdam se fusionó con la Bolsa de valores de Bruselas y la Bolsa de París se la conoce como "Euronext Amsterdam".

Como curiosidad de tintes rosas, diré que este lugar ha sido escenario de una boda real, ya que la Beurs fue elegida para celebrar la boda civil del príncipe heredero Guillermo de Holanda y Máxima Zorreguieta en 2002.

Beurs (la Bolsa)

Junto a la bolsa, la pequeña plaza Beursplein nos podrá dar algo de cobijo bajo sus árboles o podremos detenernos para tomar algo en una terraza entre tanto movimiento y trasiego propio de Damrak.

Sea como sea, en un momento u otro de nuestro paso por Ámsterdam nos toparemos con esta bulliciosa calle que contrasta con la tranquilidad de otros recorridos muy cercanos. Aunque es muy parecida a sus calles paralelas, Nieuwendijk o Warmoesstraat, también comerciales y muy concurridas a todas horas para ir de compras a buen precio, comer o simplemente pasear.

En Diario del viajero | Hemos estado: Amsterdam

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio