Publicidad

La historia del niño bretón que sumó a su nombre el de una isla

La historia del niño bretón que sumó a su nombre el de una isla
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En ocasiones visitamos lugares que reciben el nombre de un visitante ilustre, o por hermanamiento con otra ciudad, o por algún hecho histórico y muchas veces esos nombres son exóticos para la lengua local. Veamos los casos de París que tiene 8 tocayas en distintos puntos de Estados Unidos, Madrid con 4 en Estados Unidos y otra en Filipinas.

En algunos casos detrás de un nombre se esconde una auténtica historia de película. Pocas veces, sin embargo, sabemos de casos como la de este niño bretón que sumó a su nombre el de una isla.

El pequeño Bertrand-François de La Bourdonnais nació en St.Maló (Bretaña) cuando terminaba el siglo XVIII. Su curiosidad le llevó a recorrer las murallas de St.Maló avistando de lejos la tumba de Chateaubriand y más allá... el mar.

Soñó con esos grandes viajes que estaban abriendo rutas comerciales en todos los mares conocidos. Soñó con formar parte de esas legiones de hombres de armas que ganaban posesiones para la corona francesa. Y aún antes de tener la edad necesaria, logró alistarse en la marina a las órdenes de la archipoderosa Compañía Francesa de las Indias Orientales.

mahe

Con sólo 25 años encabezó luchas marineras bajo la bandera tricolor, y consiguió recuperar la isla de Mahé, la principal del archipiélago de las Islas Seychelles en el Índico. Su valor fue tal que a partir de entonces oficialmente se sumó el nombre de Mahé al suyo de nacimiento. A partir de entonces Bertrand-François Mahé de La Bourdonnais siguió su carrera en las islas y en Francia continental.

Su carácter le llevó a tener grandes disputas, pasó dos largos años encarcelado en la Bastilla hasta que fue declarado inocente de los cargos que enfrentaba... pero su salud se había quebrado. Murió en París con 54 años.

Varios sitios han sido designados en su honor, incluido Mahé (Seychelles), Mahébourg (Mauricio) y dos calles en Pondicherry: la calle Labourdonnais y calle Mahé de Labourdonnais. Port Louis, en Mauricio existe un hotel que lleva su nombre el Labourdonnais Waterfront Hotel y una escuela se denomina Liceo La Bourdonnais.

Fotos | Olivier Cochard-Labbé y María Victoria Rodríguez

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios