Compartir
Publicidad
Publicidad

La Plaza del Dam, corazón de Ámsterdam (I)

La Plaza del Dam, corazón de Ámsterdam (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé si existirá algún momento del día o de la noche en que el Dam esté vacío de gente. Diría que no, a juzgar por el movimiento que recorre esta plaza continuamente. El Dam es el corazón de la ciudad desde el siglo XIV, cruce y encuentro de caminos, de razas, de edades, de culturas, de música...

Es una gran plaza irregular, envuelta en palomas y atravesada por la gran calle Damrak (Rokin hacia el interior) por sus tranvías y las omnipresentes bicicletas.

En el Dam destaca, alzándose blanco e imponente, con la gente sentada a sus pies, comiendo, tocando algún instrumento, o simplemente viendo la animación de la plaza, el Monumento a la Liberación (Bevrijdingsmonument), levantado en 1956. Está construido con mármol, y en su interior hay tierra traída de las 12 provincias holandesas.

El hecho de que la plaza esté rodeada de edificios que simbolizan el poder la ha convertido, desde siglos atrás, en escenario de insurrecciones y manifestaciones.

Mi hotel estaba junto a esta plaza, lo cual me permitió recorrerla a muchas y distintas horas, y por fortuna bastan unos metros, la última altura y otra orientación para no apreciar nada de ese movimiento característico del Dam desde la habitación.

A cada paso la plaza Dam aparece salpicada por artistas callejeros que congregan a su alrededor a decenas de turistas para ver sus actuaciones o a esas figuras estáticas sobre sus pedestales, estatuas humanas que esperan alguna moneda para moverse o formar parte de alguna fotografía para el recuerdo.

Plaza Damn Palacio Real

En la parte occidental de la plaza tenemos el Palacio Real (Koninklijk Paleis), el antiguo ayuntamiento, ejemplo de clasicismo holandés y cuyo interior se puede visitar previo pago. Yo me quedé con su exterior, esa fachada oscurecida por el tiempo con sus columnas jónicas y corintias el cuerpo central con la torre y su cúpula.

Es una obra iniciada por Jacob Van Campen, importante pintor y arquitecto neerlandés, y finalizada a mediados del siglo XVII por D. Stalpaert, y ocupa el lugar del antiguo Palacio Municipal del siglo IV. Se transformó en residencia real en la época napoleónica, y de su interior destaca el salón de fiestas.

Plaza Dam Amsterdam Palacio Real e Iglesia Nueva

A la derecha de este gran edificio está la iglesia protestante Nieuwe Kerk (“iglesia nueva”), lugar de coronación de los reyes holandeses desde 1814. Casualmente encontré cerrada esta iglesia cada día, una basílica ejemplo del gótico tardío con 75 grandes ventanales.

Su construcción comenzó en 1408, aunque un incendio la destruyó en 1645 y fue reconstruida también por J. Van Campen.

Lamenté no poder ver su interior, de visita recomendable, pues encontraremos elementos como el artesonado, el órgano, el púlpito, el coro o distintas tumbas de elevado valor artístico. Volveremos a detenernos en esta imponente Plaza, que aún tiene mucho que mostrarnos.

Más información | Amsterdam info, Mundo City, De Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva) En Diario del viajero | La avenida Damrak y la Bolsa, El Mercado de flores en Ámsterdam, Xtracold Amsterdam, un bar de hielo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio