Publicidad

Las nuevas direcciones parisinas que nos harán adorar el otoño y el brunch

Las nuevas direcciones parisinas que nos harán adorar el otoño y el brunch
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque probablemente todos lo sepáis, brunch no es otra cosa sino la contracción de las palabras inglesas breakfast (desayuno) y lunch (comida). Su origen hay que buscarlo en las costumbres de los granjeros americanos que solían aprovechar los domingos para asistir junto a sus familias a los servicios religiosos en iglesias alejadas de sus granjas y que, para no perderse el desayuno, unían en una única comida desayuno y almuerzo, para poder disfrutar también del placer de estar todos juntos, en familia, reunidos en torno a la mesa.

En 1896 un semanario británico publicó un artículo al que tituló: “To be fashionable nowadays, we must brunch”. Así pues, la moda del brunch no es algo nuevo, aunque se haya vuelto a poner muy de moda entre los hipsters, y también cuando se sale de marcha el sábado por la noche pues no hay nada que pueda sentar mejor que un Bloody Mary, un café doble y unos huevos revueltos con beicon y tostadas, o en su defecto, un caldito con una suaves y deliciosas croquetas cuando uno se levanta con un poco de resaca.

Frenchietogo2

Bueno, eso aquí, en España, porque en París muchos de los ingleses y de los americanos que llegaron para pasar unas vacaciones han descubierto el filón que supone el tema del brunch, y cada día son más los bistrôts con nombres anglosajones que ofrecen brunchs elaborados con ingredientes que importan directamente desde los Estados Unidos.

Frenchietogo4

Hoy hemos seleccionado para vosotros los que están en boca de todos, y nunca mejor dicho:

El más Street food

En Frenchie to Go podrás pedir que te sirvan English muffins con extra de huevo o extra de queso cheedar, granola, queso blanco, fruta, miel; English scone, kumquat, nata, mantequilla o scone bacon y sirope. Con semejante desayuno en el menú, nada impide que también puedas picotear en la barra de los sandwichs: bagel de la casa relleno con trucha ahumada, nata, aneth, câpres: o pulled pork sándwich, pastrami on rye, lobster roll o directamente un perrito caliente de los de toda la vida. Sin lugar a dudas, el mejor sitio para chuparse los dedos (9. Rue du Nil. París).

Frenchietogo3

El más cool

Holybelly es un lugar dirigido por un grupo de franceses originarios de Melbourne, que sirven sus mejores recuerdos y feelings en un coffee-shop súper cool. Pagando 18,50 euros los domingos podrás disfrutar de un estupendo brunch. En el menú: huevos pochés, revueltos o fritos con brie, una sartén de champiñones, una ensalada de brotes tiernos con nueces de Pecan, y pagando 3 euros más de suplemento galettes de patata - una especie de crêpes saladas -, (19, Rue Lucien-Sampaix).

Rachelkhoo 1

El más económico

A Rachel, María y Birke les encantaba hacer pasteles en casa. Unos meses más tarde, las cafeterías y los hoteles se pegaban por sus bagels, sus cookies y sus famosos cheesecakes que tienen fama de ser los mejores de todo París. Lógico, ya que todo está hecho a mano con buenos ingredientes. Al final, Rachel Khoo abrió su propio restaurante, un lugar encantador a dos pasos del Circo de Invierno en París, donde prepara recetas típicamente americanas. En Rachel’s sirven un Patsy Stone Brunch al módico precio de 16,90 euros compuesto por dos vienesas con mantequilla y mermelada, un zumo recién exprimido o un antioxidante, un bagel con dos huevos al plato, bacon, ensalada y nachos, y un postre a tu elección (25, Rue du Pont aux Choux).

Rachelkhooks

El más british

En el Bal Café el acentro british suena fuerte a la hora de pedir especialidades inglesas tanto saladas como azucaradas: pancakes, scones granola o bacon & eggs. Pero en la carta también hay kedgeree que es arroz basmati con trucha ahumada, y huevos, kippers que es otra forma de llamar al arenque ahumado, whelsh rarebi que es un sándwich mixto con cheddar a la cerveza o un buen sándwich de lengua con cresson. (6 Impasse de la Défense).

Lebal

El más orgánico

En Bob’s bake shop el desayuno se transforma fácilmente en brunch si se le añade granola hecha en casa, chia pudding, zumo recién hecho y un bagel recién horneado con mantequilla de cacahuete y mermelada o con humus y zanahoria a la parilla espolvoreado con nueces pecan. Un auténtico pecado, pero absolutamente delicioso. (12 Halle Pajol)

Más información | Frenchie to go, Holybel.ly, Rachel Khoo, Le Bal Café, Bob's Bake Shop

Fotos | Frenchi to go, RachelKhooks, LeBal

En Diario del Viajero | Restaurantes universitarios en París

En Diario del Viajero | Los mejores "brunch" de Nueva York, Brunch en Barcelona

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir