Compartir
Publicidad
Las profundas gargantas de Kakuetta y el puente colgante de Holzarté, en los Pirineos Franceses
Europa

Las profundas gargantas de Kakuetta y el puente colgante de Holzarté, en los Pirineos Franceses

Publicidad
Publicidad

En el Departamento francés de Pirineos Atlánticos, encontramos muchas alternativas para los amantes del senderismo. Las abruptas gargantas que cortan las montañas, las paredes comidas por la erosión de las caídas de agua, los ríos que corren en lo profundo de esas cañadas, llenan los senderos entre bosques verdes en verano (y de una increíble gama de ocres en el otoño).

Hoy traemos un vídeo en el que se ven dos excursiones en los alrededores del pueblo de Larrau: hasta el puente colgante de Holzarté y a las Gargantas de Kakuetta.

A escasos 3 kilómetros de Larrau se encuentra el Auberge Logibar y desde el parking sale la senda que, en una caminata de unos 45 minutos, nos lleva hasta el Puente Colgante de Holzarté (o pasarela).

La ruta puede hacerse circular, pero con llegar hasta el puente, cruzarlo de ida y vuelta y regresar por donde hemos ido, es suficiente reto. No es sumamente exigente pero hay que llevar buen calzado de montaña porque la superficie del sendero puede resbalar.

El puente está construido con traviesas de madera sobre gruesos tensores de acero, tiene unos 80 metros de largo y está a 150 metros sobre el río.


CSO Holzarté/Kakuetta por Eric-Perrin

Otra de las excursiones que se pueden hacer en esta zona. Las gargantas de Kakuetta se encuentran en la comuna de Sainte-Engrâce, a unos 2,5km de la localidad homónima. Una carretera estrecha y serpenteante permite el acceso a los parkings gratuitos que hay en los alrededores de la entrada.

Un paseo de algo más de 2 horas en total (ida y vuelta por el mismo sendero). Después de atravesar un pequeño túnel, el camino discurre por pasarelas junto al río, y encajonados entre las altas paredes de la garganta. El camino finaliza en la cascada del Kakuetta, con una caída de agua de unos 20 metros. La cascada puede observarse desde un pequeño puente situado enfrente o desde el interior a través de un pasaje entre las rocas. El recorrido finaliza unos 200 metros más adelante en una pequeña cueva.

En Diario del viajero | Mas sobre senderismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio