Compartir
Publicidad

Montreux: Papá Noël también se pasea por Suiza

Montreux: Papá Noël también se pasea por Suiza
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegado desde las frías tierras de Laponia, Papá Noel llega cada año a las orillas del lago de Ginebra y se instala allí por mas de un mes para atender los pedidos de los niños, y para ofrecer une espacio de paseo y esparcimiento a los visitantes de Montreux, en Suiza.

Montreux Noël es la fiesta navideña que s lleva a cabo en distintos puntos de la ciudad suiza de Montreux, con estupendas vistas sobre lago y recostada en las laderas de sus montañas. El paisaje es un atractivo mas para quienes lo visitan (mas de 400.000 personas por año). Y allí se encuentran con mucho mas:

* Mercadillo navideño, presidido por un enorme árbol de Navidad natural decorado con dulces y luces, mas de 150 puestos donde encontrar recuerdos, adornos para la casa, regalos. Se ubica en la Plaza del Mercado (Place du Marché) en los muelles de Montreux.

* Pueblo de leñadores: un amplio sector a la sombra del árbol de Navidad, con todo tipo de comidas y bebidas calientes: vinos espaciados, dulces y tartas de jengibre, el tradicional té del bosque, pizzas cocidas en hornos de leña, carnes asadas, panes tradicionales, raclettes, etc. En la misma Plaza del Mercado.

* Encanto Medieval: El cercano Castillo de Chillon se ambienta volviendo a la época medieval para revivir las tradiciones, trabajos y fiestas de siglos pasados. Desde hace 7 años, en el castillo se realizan talleres de forja, se puede comer carnes de caza, jugar con juguetes de madera o beber cerveza casera. Damas y doncellas, leñadores o cazadores, soldados, nobles o campesinos, todos tienen un lugar en este espectáculo. Entrada: 12 euros (adultos) y 5 (menores).

* El Pueblo de Navidad: Sobre la ciudad de Montreux, a escasos minutos del lago, subimos hacia Caux done e se encuentra el pueblo donde se establece Papá Noel con sus renos y acompañado de un grupo de samis que le ayudan a cuidar de los animales y a atender a todos los visitantes. Especialmente a los niños que pueden ver de cerca a los animales, hablar con Papá Noel y dejarle sus pedidos. Especialmente pensado para los pequeños, también pueden ver el taller donde se fabrican los juguetes y disfrutar las atracciones a su altura. La entrada cuesta 16 euros (adultos) y 12 euros (menores) e incluye el tren desde Montreux.

Estos espacios se abren al público cada año desde finales de noviembre y hasta el 24 de diciembre.

Foto | Montreux Noël En Diario del Viajero | Mas sobre viajes en Navidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio