Compartir
Publicidad

Recorridos a pie por París (2da parte)

Recorridos a pie por París (2da parte)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la primera parte he señalado un recorrido a pie que puede llevar un día o más, que parte desde el Arco del Triunfo hasta la catedral de Notre-Dame (o viceversa), imperdible para todo aquel que visite París por primera vez. Por supuesto, la Torre Eiffel también hay que verla sí o sí en una primera visita a la ciudad, pero si dispones de algo más de tiempo puedes incluirla dentro de un recorrido más largo.

Hablaré de un posible recorrido para hacer a pie sobre la famosa rive gauche (orilla izquierda) del río Sena. Puede a su vez dividirse en dos partes para que no resulte demasiado largo dependiendo de si subimos a la torre, entramos a los museos, paramos para comer, etc. Abarca desde el Trocadero, la Torre Eiffel, Campo de Marte (Champ de Mars), Los Inválidos y el Puente Alejandro III, y luego el barrio de St-Germain-des-Pres y el barrio de Luxemburgo.

Primera parte: Trocadero- Torre Eiffel- Campo de Marte (Champ de Mars)- Los Inválidos- Puente Alejandro III

He seguido el consejo de Eva para disfrutar de la mejor vista de la torre Eiffel y tenia razón. Desde la colina del Trocadero es desde donde mejor se puede apreciar la Torre con la ciudad de fondo. Por eso recomiendo tomar el metro hasta la estación Trocadero, cuya salida se encuentra justo al lado del Palacio de Chaillot, un edificio de estilo neoclásico con dos alas dobladas que alberga dos museos, un teatro y un cine y que mira hacia los Jardines del Trocadero. Los jardines son muy recomendables para visitar, en ellos se encuentra un largo estanque rectangular rodeado de esculturas de bronce que parece una prolongación del puente de Iena. De noche se encienden las luces que hacen un bonito juego con los chorros de la fuente.

De allí vamos acercándonos a la Torre Eiffel, emblema de París y el monumento más visitado del mundo. Confieso que verla por primera vez es imponente, es cierto que ejerce una atracción tal que cuando caminamos por la ciudad estamos todo el tiempo buscándola. Eva nos ha comentado en un post muy completo todos los detalles para subir a la Torre Eiffel. Para no repetir, recomiendo leerlo si piensas visitarla.

Luego de visitar la torre, no hay que perderse la vista del monumento desde el Campo de Marte (Champ de Mars), los vastos jardines de casi 800 metros de largo que se extienden desde la explanada de la torre hasta la Escuela Militar. La Escuela Militar fue la Real Academia Militar de Luis XV y está compuesta por varios edificios dispuestos en tres alas, el central coronado por una cúpula. Se puede visitar por dentro pero hay que pedir cita previa.

Girando hacia la izquierda (con la torre detrás), caminamos algunos metros y llegamos a Los Inválidos (Les Invalides), uno de los conjuntos monumentales más bellos de París construido en el siglo XVII para albergar a los afectados por la guerra que quedaban inválidos, heridos y sin hogar. Actualmente alberga el Museo del Ejército (Musée de l’ Armée), uno de los museos de historia militar más completos del mundo. A mí me fascinó todo lo dedicado a la época napoleónica. Se puede visitar todos los días en horario habitual y los martes por la noche con tarifa reducida.

Los Inválidos está compuesto por varios edificios. Entre ellos, el propio Hotel de los Inválidos (1676), la catedral de San Luis conocida como la iglesia de los Soldados, la Iglesia del Dôme con una majestuosa cúpula dorada debajo de la cual se encuentra la tumba de Napoleón Bonaparte y el patio de honor donde Napoleón pasaba revista a sus soldados.

Atravesando la explanada de Los Inválidos desembocamos en el puente más bello de París, el Puente Alejandro III, de un solo arco, construido para la Exposición universal de 1900. Desde él se puede ver una magnífica perspectiva de Los Inválidos y al otro extremo del puente, el Grand Palais y el Petit Palais. Su decoración art nouveau es impresionante, símbolo del auge de la época, adornado con preciosas esculturas. En cada extremo tiene dos pilares coronados por estatuas doradas.

Segunda Parte: Barrio de St-Germain-de-Prés y barrio de Luxemburgo

Bordeando la orilla izquierda del rio Sena, además de disfrutar de una vista espectacular llegaremos al boulevard St-Germain-de-Prés, arteria principal del barrio de St-Germain-de-Prés, repleta de bares, terrazas, restaurantes, tiendas de antigüedades y librerías, ya que a comienzos del siglo pasado fue el centro de la vida bohemia y literaria de París. Hay que perderse por las estrechas calles del barrio (Rue de Furstenberg y Rue Cardinale), sentarse a tomar un café en una terraza, y, visita obligada, la bonita iglesia St-Germain-des-Prés, la iglesia más antigua de París. Para los amantes de los Museos, en la zona se encuentra el famosos Museo d’Orsay, el Museo de Cluny y el Museo Delacroix en la casa donde vivió el pintor.

Limitando con St-Germain-des-Pres se encuentra el barrio de Luxemburgo dominado por el Palacio, que alberga el Senado francés, y los Jardines de Luxemburgo, un pulmón verde muy concurrido en medio de la ciudad. Es un espacio precioso abierto al público con un gran estanque, árboles y la fuente María Médicis, lo único que queda del jardín original que fue construido para ella.

Os dejo con algunas fotos del recorrido.

Más información | Paris.info, Francebalade, Paris a pied Fotos | propias y pt.wikipedia.org, all-free-photos En Diario del Viajero | Recorridos a pie por París (1ra parte),Subir a la Torre Eiffel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio