Compartir
Publicidad

Sobre el río, sobre las casas, sobre la iglesia, sobre la roca

Sobre el río, sobre las casas, sobre la iglesia, sobre la roca
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ese es el camino que deberemos seguir para llegar al casillo que corona la villa francesa de Rocamadour.

En un recodo del río Alzou, sobre un risco, las casas junto a la orilla. Sobre ellas, se construyó la iglesia. Más arriba, la roca pura de la montaña y en la cima, el castillo.

Rocamadour es una villa-santuario, un centro de peregrinación al cual llega casi un millón de visitantes al año. Se encuentra aquí el Santuario de Notre Dame (1479), que incluye 7 capillas dedicadas a la Virgen Negra y al patrono, Saint Amadour y a quienes se venera desde la Edad Media (siglo XI). La villa forma parte del Camino francés a Santiago.

Además de su interés religioso, merece la pena acercarse a Rocamadour para recorrer sus calles empinadas desde las que se tienen impresionantes vistas.

Los edificios de Rocamadour van trepando el costado del acantilado, a la derecha del río Alzou, que corre en este lugar entre paredes rocosas de hasta 120 metros de altura. El camino hacia el castillo sube desde el nivel más bajo (las casas) hacia las capillas, por escaleras y calles de vértigo.

¿Qué ver en Rocamadour?

Por si su fama de santuario no fuera suficiente, Rocamadour es una denominación de origen de un tipo de queso de cabra muy apreciado. Si te interesa, puedes visitar una fromagerie donde te guiarán por todo el proceso desde la crianza de las cabras hasta la degustación del queso (3 euros por persona la visita guiada, reservar y confirmar los horarios de invierno al tel. 05.65.33.20.37)

Siguiendo con el tema gastonómico, ¿te gusta el foie gras? Puedes visitar una granja y allí mismo degustar y hasta comprar foie casero.

En la villa misma puedes acercarte a La Maison de Justine, una réplica de las casas del pueblo durante principios del siglo pasado con el mobiliario, vestuario, vajilla y decoración de la época. Tal vez lo que más impresiona son los juguetes animados de esos años: pequeños animales mecánicos que te mostramos en el vídeo de más abajo.

En la zona hay cuevas prehistóricas que pueden visitarse en cualquier época del año.

Videos | Youtube Foto | Enric Medvet en Panoramio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos