Compartir
Publicidad
Publicidad

Tumbas fenicias en la casa de Berlusconi

Tumbas fenicias en la casa de Berlusconi
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al parecer, en el jardín de la famosa casa del señor Berlusconi en Cerdeña, Villa Certosa, se encontrarían restos de 30 tumbas fenicias.

La Asociación Nacional de Arqueólogos italianos no tenía registro alguno hasta el momento, por lo que se apresuraron a decir que "de confirmarse" sería un gran hallazgo para seguir los pasos de los fenicios por tierras sardas.

Sin embargo, estando el señor Berlusconi de por medio, el tema tiene sus facetas interesantes. ¿Cómo se descubren esos restos arqueológicos?

En realidad se toma conocimiento de la posible existencia de estas construcciones fenicias, a través de las declaraciones de una de sus "velinas".

El periódico L'Espresso publicaba hace unas semanas una conversación con una de las acompañantes en la que contaba que il Signore, durante el desarrollo de sus animadas fiestas, se ufanaba de la existencia de una necrópolis fenicia en su jardín.

Rutas fenicias

Los fenicios iniciaron su etapa de dominación de la isla de Cerdeña aproximadamente en el 900 a.C. aprovechando la posición estratégica de la isla en las rutas comerciales fenicias con Europa, en particular con la de Gran Bretaña, además de que contaba con numerosos puertos y amplias zonas de pastos cercanas a la costa.

Las poblaciones fenicias permanentes se fueron estableciendo en la costa, sobre todo en el sur y el occidente de la isla, con el aval de las tribus locales, y de esa manera lograron aprovechar el comercio. Sin embargo la convivencia con los pueblos nurágicos autóctonos de la isla, no fue buena y hubo que llamar a Cartago para que les ayude a dominarles.

De esta interesante etapa de la historia de Cerdeña quedan muchos restos inventariados en la isla y que se pueden visitar.

Por ello, la Asociación Nacional de Arqueólogos remarcaró "la necesidad de investigar el lugar para evaluar mejor la entidad de los descubrimientos efectuados, esperando que hayan sido respetados los procedimientos previstos por el Código de Bienes Culturales y del Paisaje". Como que no le dan mucho crédito a las palabras del papi.

Además parece que el señor Berlusconi no informó del hallazgo a las instituciones pertinentes, por lo que opositores políticos y arqueólogos le instan a que brinde los datos que tiene.

El Signore Berlusconi puede sumar un problema más a su lista de pendientes a raíz de sus comentarios a las velinas en mitad de la fiesta. ¿O habrá sido sólo para impresionarlas?

Vía | ADN En Diario del Viajero | Cerdeña: Alghero y Costa Paradiso (I) En Diario del Viajero | Cerdeña: Costa Esmeralda (II) En Diario del Viajero | Cerdeña: Costa oriental hasta Cagliari (III)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos