Publicidad

Viaje a Sicilia: Paseo en bicicleta por Ragusa

Viaje a Sicilia: Paseo en bicicleta por Ragusa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La provincia de Ragusa se halla en la zona sur este de Sicilia. Es una zona que verdaderamente merece la pena visitar con multitud de pueblos barrocos declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO (Ragusa, Modica, Scicli) y además ofrece un paisaje único con sus cañones y sorprendente naturaleza teniendo en cuenta su latitud.

Durante tres días estuvimos realizando actividades deportivas por la zona que le dieron todavía más belleza al viaje.

El primer día nos internamos por un cañón realizando un sorprendente trekking por la cava paradiso. Provistos con guantes y machete seguimos a nuestro guía ascendiendo el curso de un río que cortaba las montañas realizando una profunda y estrecha brecha por su interior. Del que ya hablamos anteriormente.

Al día siguiente cogimos las bicicletas y realizamos un precioso recorrido por la zona. Una de las cosas que más me sorprendió es encontrar tanta hierba en Sicilia. Con los muros de piedra dividiendo los territorios y las vistas verdes que ofrecía el paisaje parecía que nos halláramos en la misma Irlanda. El recorrido lo realizamos a través de la cava Iblei desde San Giacomo, un pequeño barrio alejado de la ciudad de Ragusa, y circulamos por el altiplano que deja ver vistas preciosas de las montañas, el Etna a lo lejos y el mar a apenas unos 20 kilómetros de distancia. Costeamos la llamada balata de Modica con espléndidas vistas a la ciudad barroca de Ragusa Ibla.

Verdaderamente conocimos el interior de Sicilia con la bicicleta, las antiguas casas dispersas por el territorio, los campos de olivos y vides que describen la cultura de la zona, el mar, el volcán y el terreno irregular con multitud de valles y cañones que marca la vida tranquila y reposada de Sicilia.

Para terminar la jornada descansamos las piernas en un agriturismo donde comimos de manera estupenda. ¡No es de extrañar viniendo de Sicilia! En casi todos los lugares que cominos teníamos la mesa preparada con cuatro tenedores. Al final uno ya se asusta de volver a verlos y espera los antipastos, las pastas (casi siempre ofrecían dos variedades de pasta), la carne y cómo no, el postre casi siempre insuflado de ricotta por todos lados.

Más información | Hyblabike | Shiny Sicily

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir