Compartir
Publicidad

Visitar Zagreb, la capital de Croacia

Visitar Zagreb, la capital de Croacia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Croacia es un destino a tener muy en cuenta a la hora de programar nuestro próximo viaje. A lo mejor nos corta un poco el idioma, pero teniendo nociones de inglés, francés o alemán y algunas palabras básicas en croata, podemos arreglarnos.

Dubrovnik es una apuesta segura para visitar, pero otra ciudad que merece la pena conocer es Zagreb, la capital y mayor ciudad del país ubicada en la región de Croacia central. Alcanza el millón de habitantes por lo que se ha ganado el título de “la ciudad con un millón de corazones”.

Casi todas las atracciones de la ciudad se concentran en el centro, en la Ciudad Alta y la Ciudad Baja. Monumentos, museos, palacios, parques e iglesias se pueden recorrer perfectamente a pie o en tranvía, principal medio de transporte en Zagreb que llega a todos los rincones de la ciudad.

Zagreb cuenta con numerosos parques que rodean la ciudad en forma de herradura. El más importante es el Jardín Botánico, la zona más verde de la llamada la “Herradura de Lenuci”, uno de los arquitectos que idearon el plan urbanístico.

La Ciudad Alta (Gornji Grad) se encuentra ubicada sobre la cima de dos colinas, conectada a la Ciudad Baja mediante un funicular de cremallera. Es la parte más antigua, con estrechas callejuelas y dos angostas puertas de acceso, de las cuales la más conocida es la Puerta de Piedra.

Puerta-de-piedra

Gornji Grad es muy tranquila y se divide en dos zonas, la zona secular de Gradec en la colina occidental y la zona sacra de Kaptol en la colina oriental, donde se encuentra la impresionante Catedral de Zagreb con sus 105 metros de altura, siendo el edificio sacro más grande de Croacia.

También en la parte alta se encuentra la iglesia de San Marcos con un llamativo techo a cuadros azul, rojo y negro, la iglesia jesuítica de Santa Catalina, el edificio del Parlamento de Croacia, el Museo de la ciudad de Zagreb y el Palacio Klovic, en el edificio del antiguo convento jesuita.

Tkalciceva es la calle más animada de esta parte de la ciudad donde se concentran bares y cafés al aire libre, tiendas de antigüedades y galerías de arte. Un imperdible es la Torre Lotrščak, que forma parte de las murallas de la ciudad del siglo XIII.

Tkalciceva

La ciudad Baja (Donji Grad) es la parte más moderna donde encontramos centros comerciales, zona de negocios y numerosos museos, así como el Pabellón artístico, un edificio precioso frente al cual se encuentra un parque con un gran estanque.

También se encuentra el célebre hotel Esplanade, construido en 1925 para los pasajeros que viajaban desde París a Estambul en el Orient Express. Al lado del hotel encontramos el Jardín Botánico, luego el Teatro Nacional y el Museo Mimara hasta llegar al corazón de la ciudad, la plaza del ban Josip Jelačić.

En esta parte de la ciudad también se recomienda conocer la universidad de Zagreb, del siglo XVII, la más antigua de Croacia y el Mercado Central.

zagreb-baja

En las calles hay mucha vida, especialmente en primavera y en verano cuando se celebra la Feria Internacional de flores Florart.

En las cercanías de la ciudad se encuentra el Parque Natural Medvednica, un espacio natural donde realizar excursiones, tomarse un recreo o descansar y hacer senderismo o por qué no, también esquiar en el centro de esquí Sljeme.

La gastronomía croata es apta para todos los presupuestos. Si queremos probar los platos típicos tenemos que pedir “špek fileki” (guisado de mondongo con tocino), štrukli (pasteles de queso cocidos o gratinados), “mlinci” (pava con pastas caseras), queso fresco con crema de nata, y por supuesto, donuts.

Más información | Zagreb touristinfo
Foto | Flickr (Brenda Anerl)
En Diario del Viajero | Croacia: breve introducción al destino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio